31 mayo 2016 Hardware

3DTouch

3D Touch fue presentado como la gran novedad que nos traía el iPhone 6s, aunque una versión más limitada denominada Force Touch ya apareció anteriormente con el Apple Watch. 3D Touch emplea varios sensores en la propia pantalla del dispositivo capaces de determinar el grado de presión que estamos ejerciendo para permitirnos así realizar acciones adicionales a las de una pantalla convencional.

Tras el lanzamiento de esta tecnología con el iPhone 6s, no tardaron en aparecer rumores afirmando que Samsung ya estaba preparando algo similar para su próximo Galaxy, al igual que otros fabricantes. Los meses fueron pasando y finalmente eso no fue así. Samsung presentó el Galaxy S7 y S7 edge que, a pesar de los rumores, carecía finalmente de una pantalla sensible a la presión y lo mismo ha ocurrido con los Flagships de otras marcas.

El hecho de que el resto de fabricantes no sigan los pasos del iPhone 6s, como se esperaba, ha dado lugar a diversas especulaciones. Algunos aseguran que se trata únicamente de falta de interés porque 3D Touch no termina de tener la aceptación entre los usuarios que se esperaba. Otros, sin embargo, consideran que podría ser más bien un tema de patentes y de la dificultad que supone la fabricación de este tipo de pantallas sensibles a la presión. De hecho, la propia Apple asegura que ha estado 7 años trabajando para que hoy sea una realidad y para que su funcionamiento sea el esperado.

En cualquier caso, una nueva y sorprendente tecnología desarrollada por la Universidad de Michigan podría cambiar las cosas de ahora en adelante ya que, según aseguran, es capaz de detectar distintos niveles de presión en la pantalla empleando para ello únicamente el micrófono y el altavoz del dispositivo.

ForcePhone es el nombre que han dado a esta nueva tecnología que, según afirman, podría integrarse en cualquier smartphone. Para convencer a los más escépticos, este próximo mes de junio se lanzará una versión de demostración con la que podrá comprobarse su fiabilidad. No obstante, parece que podría ser necesario que esta tecnología venga integrada en el propio sistema operativo para que ofrezca las mismas capacidades que 3D Touch en el iPhone 6s.

¿Logrará ForcePhone extender el uso de las pantallas sensibles a distintos niveles de presión? Solo el tiempo lo dirá, pero estaremos atentos para comprobarlo.

Vía| CultofMac

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *