25 agosto 2016 iOS

iPhone6sPlus

Por lo general consideramos que nuestro iPhone es lo suficientemente seguro como para guardar buena parte de la información que define nuestras vidas, pero lo cierto es que lamentablemente esto no siempre es así. Como en cualquier dispositivo cuyo funcionamiento depende del software, en ocasiones pueden aparecer fallos de seguridad que tarde o temprano acabarán siendo empleados por gente con malas intenciones.

Esto es precisamente lo que ha ocurrido este mes de agosto de 2016 con el iPhone. Apple acaba de lanzar hoy con urgencia una actualización de iOS con el único objetivo de solucionar un grave problema de seguridad. Por tanto, si tienes un iPhone es extremadamente importante que actualices cuanto antes y que avises a cualquier familiar o amigo que también tenga un iPhone para que también lo haga si no se ha enterado.

El exploit que ahora ha salido a la luz habría sido empleado por la compañía israelí NSO Group y permite de forma invisible para el usuario acceder a los mensajes de texto del iPhone atacado, los correos electrónicos, información sobre las llamadas y los contactos, e incluso es capaz de grabar sonidos, acceder a contraseñas y determinar la posición en el mapa en la que se encuentra. Se trata, por tanto, de un tema bastante serio.

Es importante destacar, no obstante, que Apple ha lanzado esta nueva actualización de iOS para corregirlo tan solo 10 días después de que se haya descubierto este fallo de seguridad. Sin embargo, es preocupante que, al parecer, este exploit existe desde iOS 7 por lo que NSO Group ha podido estar accediendo a la información de algunos iPhones durante los últimos 3 años.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que los iPhones más veteranos estarían afectados por este problema de seguridad pero, sin embargo, no es posible actualizarlos a iOS 9.3.5 para solucionarlo. Este sería el caso, por ejemplo, del iPhone 4 que dejó de recibir actualizaciones desde iOS 7.1.2. Los usuarios con alguno de estos iPhones antiguos deberán, por tanto, pensar en renovarlo si quieren mantener a salvo su privacidad.

Preocupante resulta también que el exploit ha sido descubierto casi por casualidad, por lo que podría haber sido empleado por NSO Group durante más tiempo sin que nadie lo supiera. En la mañana del 10 de agosto, Ahmed Masoor, un activista de derechos humanos recibió en su iPhone un mensaje que le invitaba a pinchar en un enlace para obtener información relevante sobre torturas en las prisiones de su país. Afortunadamente este mensaje le resultó sospechoso y gracias a que fue un hombre realmente precavido finalmente este exploit ha salido a la luz. En vez de pinchar en el enlace, lo que habría comprometido la información de su iPhone, Mansoor lo reenvió a un investigador de la Universidad de Toronto que coopera con organizaciones de derechos humanos, y fue este el que finalmente ha logrado destapar las intenciones del emisor del mensaje y poner al descubierto la existencia de este grave fallo de seguridad.

Así que ya sabéis, seguramente la mayoría de vosotros no seréis activistas de derechos humanos ni manejaréis información que pueda poner en peligro la seguridad nacional, pero ¡ACTUALIZAD CUANTO ANTES!.

Vía| AP

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *