21 marzo 2016 Hardware

Pro

El iPad Pro de 9.7 pulgadas es ya una realidad. A primera vista este nuevo iPad puede no parecer otra cosa que el hermano pequeño del iPad Pro de 12.9 pulgadas que conocíamos hasta ahora. Sin embargo, si profundizamos un poco en las especificaciones técnicas veremos que, realmente, no son tan parecidos como esperábamos en un principio, y existen algunas diferencias importantes que debemos de tener en cuenta a la hora de decidirnos por uno u otro, más allá lógicamente de la diferencia en el tamaño de la pantalla.

La diferencia más drástica que vamos a encontrar entre ambos es la cámara. Algo que tiene bastante sentido, pues el menor tamaño del iPad Pro de 9.7 pulgadas parece más adecuado para hacer fotos o vídeos que un “monstruo” como el modelo de 12.9 pulgadas.

Así, en el iPad Pro de 9.7 pulgadas tenemos una cámara de 12 Megapíxeles, mientras que en el de 12.9 pulgadas la cámara es de 8 megapíxeles. La apertura de la lente también es distinta y, en este caso, también sale ganando el de 9.7 pulgadas que cuenta con una apertura f/2.2 frente a f/2.4 de su hermano mayor. El flash también es mejor al ser el primer iPad en incorporar un flash True Tone como el del iPhone. La grabación de vídeo en el iPad Pro de 9.7 pulgadas es 4K a 30fps, con slow motion 1080P a 120fps o 720P a 240fps, mientras que el iPad Pro de 12.9 pulgadas graba “solo” a 1080P y 30fps, con slomo 720P a 120fps.

Un punto más a favor del iPad Pro de 12.9 pulgadas y que parece está generando bastantes críticas con el modelo de 9.7 pulgadas, es que la lente no sobresale del marco como sí ocurre en su hermano pequeño. A falta de poder probarlo, esto puede suponer un problema si queremos escribir apoyándolo sobre una mesa sin usar ninguna funda. Ya que ese saliente puede hacer que el iPad “baile” y se balancee, lo que puede resultar bastante incómodo. En cualquier caso, y como ya he dicho, es un problema que se soluciona simplemente usando una funda.

Dejemos la cámara a un lado, ya que no es la única diferencia que vamos a encontrar. El iPad Pro de 9.7 pulgadas integra la función “Oye Siri” siempre activada, de modo que sin dejar lo que estemos haciendo podremos preguntarle a Siri cualquier cosa sin ni siquiera llegar a tocar el iPad. Esto, sin embargo, no es posible con el modelo de 12.9 pulgadas.

TrueTone

En la pantalla de ambos iPads encontramos también diferencias importantes, y la más destacada es la nueva tecnología True Tone que estrena en exclusiva el nuevo iPad Pro de 9.7 pulgadas. Ningún otro dispositivo de Apple cuenta con esta tecnología, que seguro irá llegando a todos los nuevos productos que vayan saliendo al mercado a partir de ahora con el logo de una manzana en la parte posterior.

Según Apple, esta nueva tecnología permite que la pantalla ajuste la temperatura del color en función de las condiciones ambientales existentes. Habrá que echar un vistazo a ver como funciona porque parece algo muy interesante.

LTE

Revisando las especificaciones encontraremos más diferencias en al conectividad LTE, ya que el nuevo iPad Pro de 9.7 pulgadas soporta LTE Advanced y, por tanto, nos permitirá conectarnos a mayor velocidad si nuestro operador lo soporta.

Una última diferencia a tener en cuenta, y que en este caso favorece al iPad Pro de 12.9 pulgadas, es que con el adaptador para cámaras Lightning a USB3 podremos aprovechar la mayor velocidad de transferencia del USB3, mientras que en el iPad Pro de 9.7 pulgadas nos tendremos que conformar con la velocidad de transferencia del USB2 al emplear este adaptador.

Con todos estos datos sobre la mesa, ahora la decisión es ya toda tuya.

También te puede interesar

Comentarios

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *