30 diciembre 2016 Industria

Patent

Uno de los mayores temores que todos teníamos justo después de que Apple presentase los AirPods era que acabasen cayéndose de la oreja con cualquier movimiento un poco brusco en nuestro día a día. Sin embargo, la mayoría de los usuarios que ya los tienen aseguran que esto no es un problema y, por lo general, se mantienen firmemente fijados a la oreja incluso cuando se práctica deporte o se sale a correr.

A pesar de ello, una solicitud de patente publicada este mismo jueves revela que en Apple podrían haber tenido la misma preocupación, por lo que habrían estado estudiando otro diseño, finalmente abandonado, cuyo objetivo era que los AirPods queden más firmemente fijados a la oreja.

La patente describe como estos AirPods emplearían un par de enganches que se situarían alrededor de la oreja, uniéndose magnéticamente uno con otro, para lograr así que el auricular quede perfectamente fijado a la oreja y no se caiga. Apple envió esta solicitud de patente en junio.

Una de las características fundamentales de los nuevos AirPods y motivo fundamental de su éxito es, sin duda, su simplicidad y sencillez de uso. No es extraño, por tanto, que Apple hubiese descartado el diseño que muestra esta patente precisamente por su complejidad. Otro motivo puede ser también la dificultad para insertar este tipo de auricular con esos enganches en el estuche de carga.

Aunque es evidente que Apple descartó finalmente este diseño para los AirPods, todavía es posible que pueda implementarlo en un futuro en algunos auriculares de Beats. Algunos de los auriculares actuales, como los PowerBeats3 ya cuentan con enganches para que queden mejor fijados a la oreja, aunque son más simples y no emplean un sistema magnético.

Vía| AppleInsider

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *