22 noviembre 2015 iOS

SiriRemote

El mando del nuevo Apple TV, denominado Siri Remote, supone un enorme salto adelante respecto al modelo anterior y junto al nuevo sistema operativo tvOS es, sin duda, una de las novedades más destacadas de este nuevo dispositivo.

Mientras el modelo anterior del Apple TV contaba con un mando convencional por infrarrojos, aunque con el cuidado diseño de un producto de Apple, en esta ocasión los de Cupertino han integrado importantes mejoras de hardware. Siri Remote es ahora Bluetooth, manteniendo un puerto de infrarrojos que permite controlar también la televisión o un equipo de sonido. Incluye también un micrófono para poder interactuar con Siri, acelerómetro, giroscopio y un touch pad con el que podemos movernos por el menú principal o emplearlo en juegos y aplicaciones.

Todas estas novedades consiguen que nuestra experiencia de usuario mejore notablemente pero también supone afrontar algunos inconvenientes, especialmente en lo que se refiere al uso diario del touch pad del mando.

A todos los que ya tenéis un nuevo Apple TV seguro que ya os ha pasado, yo me di cuenta con la primera película de Netflix que puse. Gracias al touch pad del mando es muy sencillo avanzar y retroceder cualquier vídeo y precisamente el que sea tan sencillo se convierte en un problema. Al coger el mando mientras ves una película, el más leve contacto con el touch pad provoca que la reproducción salte hacia adelante o hacia atrás de forma involuntaria. Por este motivo, finalmente decides que lo mejor es dejar el mando quieto encima de la mesa y no tocarlo más que cuando sea estrictamente necesario.

Pero tranquilos, Apple ya se había dado cuenta de este problema, por lo que ideó algunas soluciones que aparecen mencionadas en un artículo reciente en iDownloadBlog y que hasta ahora yo desconocía. Cuando cometemos el error de tocar el touch pad mientras estamos viendo una película y salta la reproducción tenemos dos posibles soluciones:

La primera, la más sencilla de las dos, consiste en pulsar el botón menu del mando. Durante unos segundos después de haber saltado la reproducción, pulsando este botón no saldremos del vídeo que estuviésemos viendo sino que nos llevará al punto en el que estábamos anteriormente. ¡Probadlo!… funciona.

La segunda opción nos permite emplear únicamente el touch pad. Al saltarnos la reproducción por un roce inesperado en el touch pad del mando, lo que deberemos hacer es avanzar o retroceder todavía más. A partir de un determinado punto veremos que aparece una raya en el menú en pantalla indicándonos donde estábamos. Entonces, de nuevo con el touch pad podremos volver justo a ese punto y continuar la reproducción exactamente donde estábamos.

Dos trucos sencillos y muy prácticos que seguramente muchos de vosotros desconocíais y que os animo a probar.

Vía| iDownloadBlog

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *