18 enero 2016 Opinión

Bomba Apple Irlanda

Normalmente, cuando hacemos referencia al cuartel general de Apple en Cork, suele ser más bien para hablar de cuestiones relacionadas con los impuestos de la compañía en territorio europeo, hoy más vigente que nunca, pero hoy vamos a hacerlo por una cuestión muy diferente.

Y es que los 4.800 empleados de las oficinas irlandesas de Apple han tenido que abandonar precipitadamente sus puestos de trabajo tras declararse una amenaza de bomba en las instalaciones, aunque afortunadamente todo acabase siendo una falsa alarma.

Un mensaje colgado a primera hora en la web de la Policía Nacional de la República de Irlanda, la conocida Garda Síochána, alertaba de la colocación de un artefacto en un lugar no especificado de las instalaciones de Apple en la isla, obligando a desalojar por precaución, tanto a los empleados de la planta de Holyhill como a los de Levitt’s Quay.

Por suerte, al final, todo quedó en una falsa alarma y tras una búsqueda exhaustiva en todo el edificio, la policía no encontró ningún artefacto sospechoso en el que es la base de operaciones más importante que la compañía de la manzana posee fuera de los Estados Unidos y que está a punto de aumentar su plantilla en otros mil nuevos puestos de trabajo.

Cork, además de ser el centro de operaciones de Apple para Europa, Asia y Oriente Medio, posee la única fábrica propiedad de Apple en todo el mundo en la que se monta una de las líneas de producción del iMac.

Vía | The Irish Times

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *