17 septiembre 2007 Hardware

ipod-classic.jpg

Si te has decidido por un iPod Classic de entre toda la nueva oferta de modelos, está claro que lo que andas buscando es capacidad de almacenamiento sobre todo lo demás, y eso es lo que vas a encontrar.

80 GB dan realmente para mucho, en muchos casos, toda tu biblioteca de música cabrá dentro del disco duro, olvidándote para siempre de quitar unos discos para poner otros, y si adquieres el modelo de 160 GB, pues adiós a los límites.

Normalmente utilizaremos iTunes para copiar archivos al iPod, al menos es lo que hago yo, así que en esta review, hablaremos siempre teniendo en mente iTunes como herramienta de uso predeterminada. Imagino que si estáis leyendo un blog de temática Mac, estaréis ya familiarizados con las características de uso de ITunes, así que no entraré en detalles y pasaré directamente a hablar de la navegación y gestión de las canciones, una vez están ya dentro del reproductor.


La novedad más evidente de los nuevos Classic y nano, es su interfaz de menú inicial, que divide la pantalla verticalmente en dos partes, con el menú de navegación a la izquierda y una selección aleatoria, como un pase de diapositivas, de las carátulas de los discos de tu biblioteca a la derecha. Personalmente, no me parece un acierto estético precisamente, además se comenta que es el principal culpable de los problemas de funcionamiento iniciales (ralentizaciones en la respuesta al uso de la clickwheel y de la vista coverflow) que la actualización apresurada del firmware, parece haber solucionado.

Un vez en el menú Música, de entre todas las posibilidades de navegación habituales (por artista, álbum, canciones, géneros, listas de reproducción personales, etc…) la novedad del coverflow que ya maravillaba en iTunes (y que será el pan nuestro de cada día en el futuro Leopard), es la sensación, no deja indiferente a nadie. Es el Exposé del iPod, la gente que no lo ha visto nunca, se queda boquiabierto. Aunque no hay que olvidar que el Classic es un dispositivo basado en disco duro y no en flash, por lo que si nuestra biblioteca es muy extensa, aparte de que tendremos que hilar fino para seleccionar el disco en esta opción, la carga de las portadas no es inmediata. Todo eso, unido a que la clickwheel (idéntica a la que ya usaban los nano 2G) no es tan sensible al tacto, a mi manera de usarlo al menos, como los primeros nano o los iPod vídeo anteriores, produce la sensación de que tarda en responder a nuestras órdenes.

No obstante, la nueva actualización 1.0.1 que ya disfrutaréis de inicio los que os vayáis a comprar uno a partir de ahora, parece mejorar todos estos problemas y estabilizar todo el sistema, porque el modo de uso del iPod sigue estando a años luz de cualquier otro reproductor del mercado en sencillez, rapidez y usabilidad.

La calidad de reproducción es sobresaliente, con muchas posiblidades de ecualización y un manejo ergonómico estupendo, incluso para alguien como yo, que no tiene las manos muy grandes. La sensación de autonomía que da tener en tu bolsillo toda la música que quieras, hace que te olvides de preocuparte qué llevar en tus paseos, viajes o vacaciones, seguro que te lo vas a llevar prácticamente todo.

Comentarios

4 comentarios
  • Completamente de acuerdo en lo que comentas de la clickwheel, a mí también me ocurre que muchas veces tengo que pasar el dedo varias veces para que haga scroll entre los discos o me suba el volumen (el cual, dicho sea de paso, tiene un límite bastante bajo y cuando hay ruido no te permite oír una mierda).

  • Seguro que con unos buenos auriculares el asunto aumente favorablemente.

  • airun

    Compré ayer un ipod classic y lo he actualizado con la versión 1.0.1. Tengo un problema: si estoy oyendo una canción y oprimo el botón central para añadirla a una lista de reproducción no se añade; en cambio sí que se añaden las canciones si selecciono un álbum o una canción sin estar reproduciéndose.
    ¿Es un problema de la actualización?

  • Carlos Villar

    Airun: Nunca he usado la opción de lista on-the-go, así que no puedo decirte si sucede o no, porque no se cómo hacerlo, siempre creo las listas desde iTunes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *