26 enero 2017 Industria

iphone6s

Cuando Apple está a punto de dar a conocer los resultados económicos del último trimestre del año, el más importante de todos por coincidir con los principales lanzamientos de la compañía, así como también con la campaña navideña, algunos analistas están especulando sobre uno de los datos que Apple dará a conocer en esta próxima conferencia de resultados.

Estos analistas consideran que Apple va a anunciar una reducción en el precio medio del iPhone (ASP) a pesar de que el número de unidades vendidas será superior respecto a los datos presentados hace ahora un año.

La principal consecuencia de esta caída en el precio medio del iPhone es una caída en los ingresos, que puede verse compensada en cierta medida por el incremento en el número de unidades vendidas. El principal incremento en el volumen de ingresos será sin embargo consecuencia, según los analistas, de los servicios asociados al iPhone, como puede ser iCloud o Apple Music.

Los analistas prevén que el precio medio del iPhone se situará en los 688 dólares, frente a los 691 dólares de hace ahora un año. Aunque estos 3 dólares pueden parecer poco, si los multiplicamos por los millones de unidades vendidas estamos hablando de cientos de millones de dólares. Es precisamente por este motivo por lo que Apple ha tratado de potenciar las ventas del iPhone 7 Plus, ofreciendo en este modelo características exclusivas, para así lograr atenuar la reducción en el precio medio del iPhone o que incluso se incremente en el mejor de los casos.

El analista Mark Moskowitz señala que la previsible caída en el precio medio del iPhone se ha producido por dos motivos fundamentales:

Por un lado, un buen número de clientes han optado por el iPhone 6s al renovar su antiguo iPhone. Esto es así ya que para muchos de ellos el nivel tecnológico que ofrece este modelo de hace ya más de un año es más que suficiente, “no necesitan más”.

El otro factor sería el lanzamiento del iPhone SE cuyo precio es notablemente inferior. Hasta ahora el lanzamiento de cualquier nuevo iPhone había supuesto el incremento en el precio medio del iPhone, algo que cambió radicalmente con el lanzamiento del iPhone SE.

Así pues, parece una tendencia que los ingresos por la venta del iPhone durante los próximos trimestres se reduzcan o, al menos no crezcan considerablemente en proporción al número de unidades vendidas. Mientras que, por otro lado, los ingresos por servicios asociados permitan darle la vuelta a unos resultados totales que de otro modo podrían considerarse decepcionantes.

El próximo martes comprobaremos si todo esto es realmente así.

Vía| Bloomberg

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *