2 junio 2015 Opinión

angela-ahrendts-apple-store

La Vicepresidente Senior y de Tiendas al por menor de Apple Angela Ahrendts ha mandado un nuevo vídeo privado, junto al Vicepresidente de Operaciones de Retail Jim Frijol, con el fin de informar a las Apple Store sobre los últimos detalles acerca de la inminente puesta a la venta del Apple Watch en las tiendas de la empresa.

A nivel interno no se, pero de cara a fuera, hay cierta frase de la directiva que está levantando ampollas, porque se deja de lado todo lo demás acerca del reloj y de cualquier producto y servicio de la compañía.

El celo que Apple suele poner en cada detalle de la formación de los empleados de sus tiendas físicas ha alcanzado en las últimas horas unas cotas que han conseguido irritar a un creciente número de usuarios fieles de los productos de la manzana. Y es que la frase dirigida a los trabajadores de “debes asegurarte de que [al cliente] le ofreces la mejor experiencia y que [este lanzamiento] es el más rápido, más inteligente y mejor que [Apple ha] hecho nunca antes” es cuanto menos, desafortunada tal y como ha ido todo hasta el momento alrededor del Apple Watch. Pero el colofón de “Este es nuestro momento de brillar; este será un lanzamiento diferente a cualquier que hemos tenido antes … Esto es lo que tu naciste para hacer; es por eso que tú estás en Apple” es la gota que colma el vaso de una situación que ya avisamos que empieza a sonar a pitorreo.

Tanto si detrás hay una campaña de marketing, como si ha habido algún fallo que lo ha ralentizado todo, hay que reconocer que el lanzamiento del Apple Watch es un desastre, y no hay forma humana de recuperar el tiempo perdido, ni hay ningún directivo que pueda darle solución. No importa el más que loable, respetable y envidiable empeño de Ahrendts para reconducir la situación, porque ya no puede conseguirse. Es una misión imposible para cualquier ejecutivo de alto nivel porque además no depende de ella.

Pero si encima se encomienda una “misión divina” a los empleados obviando los relojes que todavía no han llegado a destino, los que no tiene fecha de envío, la larguísima lista de espera, los usuarios que dudan de la efectividad de las actualizaciones, los países donde no hay fecha de lanzamiento, y una situación generalizada que, provocada o no, está siendo el blanco de las iras de medio mundo, que nadie se extrañe.

Hay decenas de productos y servicios de Apple que están siendo salpicados por la situación generalizada del Apple Watch. Y creo que no hay que olvidarlos -ni descuidarlos, como está ocurriendo-, porque son a día de hoy los que mantienen a Apple en pié y con excelente forma.

Vía | 9to5Mac

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *