5 abril 2013 Opinión

iPhone_4S_launch

Por estas fechas, hace un año, llegó de rebote a mis manos mi primer iPhone. Quería cambiar mi HTC Desire HD por el Sensation XL, también de los taiwaneses HTC. Despues de buscar en casi todas las tiendas de mi ciudad y no encontrarlo me dio un arrebato de locura y me decanté por el iPhone 4S. Desde el momento que le tuve en mis manos hasta el día de hoy nunca me he arrepetido de esa decisión.

Lo que más echaba en falta los primeros días con el iPhone era los widgets que tanto usaba en mi terminal Android y el escritorio donde colocar estos y las aplicaciones que más usas, pero ya no había vuelta atrás y no me quedaba otra que acostumbrarme. Con el paso del tiempo me hice a ello, y supongo que ahora también se me haría raro dar el salto inverso.

Una de las cosas que más me sorprendió del iPhone era su fluided y su rapidez al abrir aplicaciones, aunque esto también podría ser algo lógico habiendo un año de diferencia entre el Desire HD y el iPhone 4S. La pantalla se me hacía un poco pequeña, pasaba de 4.3″ a 3.5″, no me quiero imaginar lo que puede ser ahora a usar un teléfono 5 pulgadas.

Algo que nunca me ha gustado de Android (y sigue sin hacerlo), es el proceso de actualizaciones del sistema operativo que lleva. Cuesta mucho ver un terminal Android con más de 3 años corriendo la última versión del sistema operativo (sin contar las ROMs que se pueden instalar), algo que si podemos ver en Apple. El iPhone 3GS presentado y comercializado en junio de 2009 se puede actualizar a la última versión de iOS.

Por otro lado, hay un punto en el que Android gana a iOS, y es en la personalización. Mientras que en Android puedes personalizar a tu gusto pacticamente todo, en iOS es tan limitada que tan sólo se puede cambiar el fondo de pantalla y el sonido de las notificaciones.

Conclusión

No sabría decir (y nunca diré) cuál de los dos sistemas es mejor. Ya que ambos son diferentes, cada uno con sus puntos buenos y malos y cada persona debe saber cuál necesita, le gusta o le conviene más.

Comentarios

5 comentarios
  • Seamus

    Yo he hecho el viaje al revés, de un Iphone 3G pasé a un Iphone 4S y el otoño pasado me frustré intentando buscar el Iphone 5 de 64 gigas. Así que me pasé al Galaxy S3 (con la ventaja de poder ampliarle 64 gigas) y la verdad si bien el S3 es un buen teléfono no es ni de lejos la experiencia Apple en cuanto a fluidez, rendimiento y ergonomía. Se me hace muy grande en la mano, no tengo la calidad de la Retina Display (si bien es un pantallazo) y sobre todo Android te amarga la experiencia. Cierto que hay widgets y demás, pero a qué coste? un sistema que va a trompicones y que se cuelga (nunca en mis 4 años previos de Iphone) y unas molestas notificaciones de publicidad constantes (cosa inaudita en IOS).

    Cierto que IOS debe mejorar en cuanto a presentación (en eso andan) pero la verdad estoy contando los días para volverme a Iphone

    Saludos

  • fran

    Yo estoy a punto de hacer el mismo paso que el comentario de Seamus. Del iPhone 4 al Xperia Z.
    La verdad es que estaba encantado con el 4, pero me canso de ver siempre el mismo escritorio, la misma forma de los iconos, no tener widgets, etc.. Vamos, siempre el mismo movil. Y eso que lo tengo con Jailbreak y alguna cosilla le he puesto(cosas que Android tiene desde casi sus inicios) aunque nunca a nivel extremo. Y quiza por el Jailbreak no va tan fluido como antes. Eso es lo bueno de iOS que va superbien y fluido siempre que no le “metas mano”

    Ahora con el Sony, se que ganaré en pantalla, velocidad, procesador memoria, etc…. pero lo de la fluidez me da miedo(amén de los Lags que dice la gente que tiene el Z) he tenido un tablet con android y lo de la fluidez se sufre bastante.

    Y lo de la personalizacion de ANdroid me gusta pero, no a costa de ralentizar el terminal, cosa que espero que no haga….

  • deivid

    q tal

    compre un iphone 3g en el 2009 y hasta ahora lo sigo utilizando, pero pienso q es hora de cambiar y me gustaria q me recomienden un iphone 4s o 5, creo q cambiar a otra marca no me interesa.

    saludos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *