27 mayo 2014 Industria, Seguridad, Software

secuestro australia

Resulta increíble que un sistema diseñado en teoría para protegernos y hacer nuestro entorno un poco más seguro, pueda volverse en nuestra contra.

Según las noticias aparecidas en algunos foros de soporte de Apple en Australia, un número todavía indeterminado de equipos de la marca de la manzana han sido hackeados y “secuestrados”. Los afectados pertenecen tanto a las plataformas iOS como Mac y ya se han dado caso en ciudades como Queensland, Nueva Gales del Sur o Victoria.

Según los propios afectados, estos se han despertado con un mensaje de alerta proveniente de los servicios Encuentra mi iPhone o Encuentra mi Mac, informándoles que sus dispositivos han sido bloqueados de manera remota por un tal Oleg Pliss y reclamándoles un importe de 100 dólares (73 Euros) para recuperar el control de los mismos.

Aunque en el momento de escribir este artículo no queda demasiado claro cómo se ha podido llegar a tomar el control de los dispositivos afectados, sí se sospecha que lo que ha sucedido es que el tal Oleg Pliss y sus secuaces habrían podido acceder a las cuentas en iCloud de estos usuarios, a través de las cuales habrían podido bloquearlos de manera remota.

Pero esa no es la única teoría al respecto, contemplándose alternativas como aprovecharse de usuarios que empleen la misma contraseña en iCloud que en un sitio al que podrían haber accedido estos hackers y que luego habrían empleado para hacerse con el control de los dispositivos.

En todo caso, no parece ni que los servidores de Apple, aquellos donde se guardan realmente nuestras cuentas en iCloud, hayan sido afectados, ni que esta posibilidad se vaya a extender a todos los que utilicen Encuentra mi iPhone o Encuentra mi Mac.

De hecho, se sabe que algunos de estos afectados en Australia han podido recuperar el control de sus dispositivos después de haber recibido el inquietante mensaje de Oleg Pliss.

¿Cómo?

Resulta que una de las limitaciones por defecto que tiene Encuentra mi iPhone es que que solo permite al usuario establecer una nueva contraseña en el sistema si previamente no existe ya una establecida. Es decir, que aquellos que ya tuvieran una contraseña habrían podido recuperar el control de su dispositivo a través de la misma, mientras que únicamente quienes no la hubieran establecido, permanecerían afectados por este intento de estafa.

Además de proteger tu iPhone con una contraseña, desde Descubre Apple os recomendamos seguir pasos adicionales para aumentar la seguridad, como la autenticación en dos pasos, que requiere el envío de un código de confirmación a través de un dispositivo autorizado previo a realizar cualquier cambio en nuestras cuentas de usuario.

Apple, por su parte, ya ha tomado cartas en este asunto y ha puesto a disposición de todos los afectados una página de soporte específica para intentar solucionarlo satisfactoriamente lo antes posible.

Vía| The Age

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 mayo 2014
  2. Apple asegura que iCloud no ha sido comprometido en la estafa de los iPhones australianos 28 mayo 2014
  3. Detenidos los hackers que secuestraron los dispositivos de Apple en Australia 10 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *