29 diciembre 2015 Industria

kn-apple-ceo-tim-cook

Hace un año os contamos que el 2015 sería un año que Apple viviría peligrosamente porque había dudas sobre aspectos clave de la compañía, y porque se daba por sentado que se adentraría en unos campos inexplorados hasta entonces.

Un año después no se conocen cifras sobre las novedades, y aunque en Apple todo son sonrisas y optimismo, los usuarios no podemos dejar de preguntarnos Apple, ¿Y ahora, qué?

El “tiro fácil” es el que se basa en el patrón de comportamiento de la compañía desde hace varios años. Es decir, que en 2016 tendremos renovados Apple Watch, renovados iPad Pro, renovados MacBook y renovados Apple TV. Más rápidos, más potentes, más capaces. Se trata de las renovaciones de lo presentado en 2015, renovaciones a las cuales hay que añadirles las propias respecto al iPhone y a los Mac. En estas renovaciones puede que en algunos aspectos se redefinan otra vez industrias y tendencias, pero nada más allá de esto. Nada realmente nuevo.

Claro que también es posible que haya varios crecimientos en modelos y gamas, es decir, puede que un MacBook de 15 pulgadas, puede que un iPhone de gama media de 4 pulgadas. Puede que haya novedades en cuanto a servicios como Apple Music o el streaming a medida para el Apple TV. Pero una vez más, nada realmente nuevo.

Sabemos que el rumoreado coche de Apple está más que verde. Sabemos que la rumoreada televisión no parece que vaya a lanzarse ya mismo. Sabemos que en los tribunales Apple puede tener más o menos suerte, y sabemos que medio mundo apunta que el iPhone se va a vender menos, pero en cualquier caso es improbable que la empresa reciba un mazazo del que no pueda recuperarse, a menos que ese mazazo venga de que falte algo. Pero ninguno sabemos exactamente que puede ser ese algo. Oye, puede que ya no quede nada más que inventar. El refresco de cola más popular del mundo hace años que vive de lo mismo y de otros refrescos, pero novedades, pocas o ninguna.

Hace más de un año se hablaba de que Apple necesitaba un revulsivo para no perder músculo a todos los niveles. Y lo lanzó; vaya si o lanzó. Pero eso ha sido todo, y la historia vuelve a empezar. Puede que tenga una prorroga en forma de cifras oficiales de ventas del Apple Watch, de suscriptores del Apple Music, de nuevos usuarios del iPad Pro que animen las ventas del ya no tan exitoso iPad. Pero ya hay quien apunta que nada de eso sería suficiente.

La pregunta surge cuando caemos en la cuenta que el 2015 podría haber marcado ya el nacimiento de nuevos productos y servicios que tendrán la batuta durante los próximos años en cuanto a “smartwatches”, tabletas convertibles en ordenadores, y en servicios para la televisión y la música. La pregunta sale por si sola cuando miramos atrás y nos damos cuenta de que han pasado 4 años desde que Steve Jobs falleció, y en todo este tiempo, fijaos los productos nuevos que hemos tenido. Ojo: nuevos, que NO renovados. ¿Apple puede estar 4 años más sin lanzar otro producto realmente nuevo? Algunos creemos que no. Pero cuidado, ni Apple ni ninguna compañía del mismo sector.

Lo cierto es que lo más probable es que el 2016 pase por aprovechar el tirón de lo nuevo presentado en 2015.  Pero no hay que dejar de mirar a la competencia, sobretodo Microsoft, que parece que está remontando en varios frentes. Y a ver cómo se presenta el 2017.

… a menos que Apple se abra camino en otros frentes comprando Yahoo, claro…

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *