8 octubre 2013 Hardware

Procesador A7

Las tecnologías móviles avanzan a un ritmo vertiginoso, desbancando en algunas facetas a los sistemas habituales de sobremesa. Máxime cuando hablamos de aparatos que incluyen tecnología punta en un tamaño mínimo y cuando existen restricciones de consumo energético que nos obligan a recordar que deben funcionar un mínimo de horas con una batería finita.

Haciendo un ejercicio comparativo es incluso cómico comprobar como muchos de nosotros tenemos o vamos a adquirir un teléfono que supera al ordenador de nuestra casa. Un truco de magia logrado con una tecnología al servicio del usuario. Apple ha vuelto a jugar con su varita en el nuevo iPhone 5S, la evolución del iPhone 5 y primer terminal telefónico que incluye un procesador de 64bits. El Apple A7 dispara el rendimiento móvil a otro nivel, un estándar que será incluido en los teléfonos premium de la competencia.

Este tipo de procesadores permite al sistema producir un mayor flujo de operaciones y permite la realización de tareas más complejas en programas de diseño, dibujo y videojuegos. Toda ejecución que requiera de una gran cantidad de operaciones del procesador se verá solventada con una mayor celeridad con un procesador de 64bits. El usuario observará estos cambios y este incremento en el rendimiento en dos facetas de gran importancia, fluidez y velocidad. El sistema funcionará mejor, será más efectivo y se recortarán los tiempos de espera.

En videojuegos esta tecnología da pie a una factura técnica más profunda. Con una capacidad de cálculo tan potente es posible recrear efectos técnicos y un sistema de físicas complejo típico de sistemas sobremesa o en PCs de gran potencia. Igualmente el juego podría presentar entornos más complejos, definidos y con una distancia de dibujo superior. Imaginad un sandbox, un título de campo abierto como GTA. Cada personaje tendría un comportamiento diferente al del resto, una vida aparte del propio jugador y esto es solo el principio, y es algo que de momento solo ofrece Apple.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *