29 noviembre 2013 Hardware, iOS, Opinión

soporte iPad mini

Saliendo un poco del tema del viernes negro (aunque tampoco tanto) que monopoliza las conversaciones de la manzana hoy, vamos a hablar un poco de uno de los protagonistas del día, intentando arrojar un poco de luz sobre el motivo precisamente de dicho protagonismo.

Como sabréis, el nuevo iPad mini con pantalla Retina es, junto a los iPhone, el único producto “significant” que no se ha beneficiado de ninguna promoción en el Black Friday, ni tarjetas de regalo para la Apple Store, ni descuentos directos al comprarlo.

¿Cuál puede ser el motivo que habría llevado a Apple a tomar esta decisión? Pues probablemente asegurarse que hay suficiente disponibilidad para toda la campaña navideña.

Ayer decíamos que no hacía falta atraer más potenciales compradores al iPad mini Retina porque ya resultaba suficientemente tentador por sí solo. Que quien lo quisiera comprar no necesitaba el empujón final que sí vendría bien a los demás modelos, por las razones que sean.

Vamos, que en Cupertino tenían verdadera fe ciega en el éxito del tablet.

Sin embargo, hasta hace muy, muy poco, la disponibilidad del iPad mini Retina había sido bastante escasa. Venía siendo escasa desde su lanzamiento, de hecho, con unas estimaciones que pronosticaban que la producción para este último cuarto de 2013, iba a quedar limitado a apenas dos millones de unidades.

Ante esta situación, Apple habría solucionado ya este problema de escasez, doblando la producción y preparando más de cuatro millones de unidades para estas fiestas, superando en prioridad a las del iPad mini original.

Por si acaso, mejor espaciar las ventas a lo largo de toda la campaña, no vayan a regresar las escaseces cuando menos se esperen.

Vía | Digitimes

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *