4 diciembre 2014 Industria, Opinión, Seguridad

ipod-classic-160GB

Estos días se está celebrando en Estados Unidos un juicio contra Apple, en la que la compañía se enfrenta a una acusación por conductas de monopolio al limitar todas las posibilidades de contenido al ecosistema iTunes.

Un juicio que está ofreciendo momentos destacables, como que el difunto Steve Jobs haya declarado en el juicio o el que hoy queremos destacar por la importancia que supone para todos los usuarios del reproductor de la manzana y es que entre 2007 y 2009, Apple borró de manera silenciosa y sin el consentimiento de sus legítimos propietarios, contenidos en los iPod que habían sido descargadas de servicios de música de la competencia.

Según ha explicado Patrick Coughlin, abogado de la parte demandante, un usuario que hubiera adquirido música de un servicio diferente de iTunes y que luego hubiera intentado sincronizar el contenido de su biblioteca musical con su iPod, se habría encontrado con un mensaje de error al respecto.

Mensaje que impediría realizar dicha sincronización y que remitiría al usuario a restaurar el dispositivo a la configuración de fábrica, con la consiguiente pérdida de las canciones que se acababa de descargar del servicio rival.

El director de seguridad de Apple, Augustin Farrugia, ha defendido este procedimiento y la ausencia de información del mismo asegurando que en la compañía no querían confundir a sus usuarios ofreciéndoles precisamente demasiada información innecesaria (según Apple, claro) y que la decisión de eliminar canciones descargadas de fuentes ajenas a iTunes obedecían a un esfuerzo para proteger a sus usuarios de contenido malicioso y evitar que se pudiera hackear la tienda de la compañía.

Mientras tanto, el juicio sigue y además de la presencia espiritual de Steve Jobs, se espera que desfilen por el tribunal para pronunciarse sobre esta conducta monopolista ejecutivos de peso dentro de Apple, como Phil Schiller o el máximo responsable de iTunes, Eddy Cue.

Vía| The Wall Street Journal

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *