30 julio 2016 Industria

samsung-apple

Los más habituales y veteranos de esta página y del entorno de Apple en general, seguro que tienen en mente las demandas cruzadas que Apple y Samsung se lanzaron el uno al otro acerca de cuestiones relacionadas con patentes como una de las constantes de la industria de los últimos años.

Una guerra que parecía no tener fin y que nos tenía ya bastante hastiados a todos los que actuábamos como testigos lejanos de la misma, pero parece que también a los implicados, ya que Apple ha solicitado al Tribunal Supremo de los Estados Unidos que no se vuelva a repetir el juicio por esta causa que ya había sido resuelto previamente a su favor.

Una guerra de demandas que parecía haber sido por fin resuelta y vista para sentencia el próximo Octubre, pero que los coreanos están dispuestos a resucitar en los tribunales, a lo que los de Cupertino habrían objetado apelando a las más altas instancias judiciales del país.

En opinión de Apple, Samsung ya se habría mostrado totalmente incapaz de demostrar su inocencia respecto a los daños ocasionados por infringir las patentes propiedad de la marca de la manzana y que les habría condenado a indemnizar cuantiosamente a la misma y por eso considera inadecuado seguir pleiteando por el mismo caso.

El caso se remonta ya al año 2012, con una resolución inicial en la que se multaba a los coreanos por violar patentes tanto de Software como de Hardware en sus dispositivos móviles y que fue recurrida en varias ocasiones por parte de Samsung para intentar disminuir la cuantía, algo que parece que pretendía hacer de nuevo en la ocasión que nos ocupa, seguramente tratando de exprimir al máximo cualquier resquicio legal existente.

Un último cartucho que parece que pretendería cambiar el punto de vista de la demanda, al pretender que la resolución en un caso de infracción de patentes en dispositivos tan complejos como pueda ser un smartphone, debería aplicarse patentes individualizadas por componentes y no por el producto final, como en este caso.

Apple ha decidido apresurarse a intentar impedir que la solicitud de Samsung tenga éxito, ya que de tenerlo, el Tribunal Supremo volvería a derivar el caso a un juzgado de menor nivel y este podría eternizarse sine die.

Vía | Reuters

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *