5 febrero 2012 iOS, Software

La AppStore revolucion√≥ el mercado de la compra de aplicaciones para aparatos m√≥viles desde su lanzamiento. Gracias al incre√≠ble √©xito que han tenido los dispositivos iOS, que se mantiene y¬†acrecienta a medida que pasan los a√Īos y se presentan versiones nuevas, la tienda virtual se ha convertido en uno de los¬†baluartes de la compa√Ī√≠a de Cupertino y referencia para las dem√°s empresas.¬†¬†Los desarrolladores est√°n bastante contentos con los beneficios que obtienen, y de cara al usuario son una incre√≠ble fuente de peque√Īas joyas en forma de aplicaciones que han cambiado nuestro d√≠a a d√≠a.

Pero no todos quieren aprovecharse del tirón que tiene la tienda de las maneras más lícitas. Así, algunos desarrolladores intentan timar a los usuarios haciendo que compren aplicaciones que se hacen pasar por otras. Caso conocido y atajado el de Anton Sinelnikov, el cual se dedica a poner en la tienda aplicaciones con un icono y nombre parecido a las originales para que los clientes se equivoquen y las compren.

Su √ļltima jugada fue aprovechando la popularidad del juego Temple Run, que lo nombr√≥ Temple Jump. Tanto los compradores como el desarollador del juego, apoy√°ndose en el firme argumento de que estas pr√°cticas contaminan la AppStore, se quejaron ante Apple, que actu√≥ con la retirada de la aplicaci√≥n. Sin duda alguna un problema que se deber√≠a controlar m√°s, impidiendo que esas aplicaciones sean aprobadas.

Vía | AppleInsider

Comentarios

1 comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *