14 octubre 2016 Industria

AStore

Ayer Apple dio a conocer la apariencia de la renovada Apple Store de Regent Street en Londres que abrirá de nuevo sus puertas al público este sábado. Más allá de los nuevos elementos de diseño que dan a la tienda una imagen más moderna, algunos de los asistentes se dieron cuenta de un detalle curioso: la ausencia de los habituales cables de seguridad que evitan que alguien pueda robar cualquier iPhone de exposición.

Aunque podría pensarse que esto quizás fuese así solo con motivo del acto de presentación, parece que no. Apple mantendrá también los iPhone de exposición sin ningún cable de seguridad cuando la tienda abra al público este sábado.

En Apple creen que de este modo cualquiera podrá probar un iPhone como realmente debe hacerse y no les falta razón. Será posible así probar las distintas fundas, compararlo junto al que tienes actualmente o incluso comprobar si te cabe en el bolsillo del pantalón -esto último seguro que pensando en potenciales switchers que estén valorando el cambiar del iPhone 6 o 6s al iPhone 7 Plus pero todavía tengan algunas dudas-.

Dejando a un lado los problemas de seguridad que este cambio pueda suponer para Apple, lo cierto es que es un gran paso adelante respecto a la experiencia de todo aquel que entra en una Apple Store. Una de las pruebas que todos hacemos cuando un nuevo smartphone sale al mercado es comprobar qué tal se siente en la mano. Esto es completamente imposible con el antirrobo que emplean algunos comercios. Sí, te haces una idea, pero no es lo mismo. Este problema desaparece ahora con el iPhone al entrar en una Apple Store, dándole así una ventaja respecto a sus rivales.

Fijándonos ya en la seguridad, seguramente Apple contará con perder algunos de estos iPhone de exposición. No obstante, parece que cuentan con un sistema de seguridad -quizás mediante iBeacons- que hará saltar la alarma cuando uno de ellos abandone la tienda. Además, si finalmente algún espabilado consigue llevarse uno en el bolsillo, tampoco le va a ser muy útil, ya que Apple lo bloqueará remotamente; por no hablar de que al primero que se le ocurra meter su cuenta de iCloud ya está fichado.

Aunque por el momento estos iPhone sin cables de seguridad solo podrán encontrarse en la renovada Apple Store de Regent Street en Londres, es de esperar que esta experiencia llegue también a otras Apple Store alrededor del mundo.

Vía| CNET

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *