24 junio 2016 iOS, Seguridad

iOS 10 iPhone

Hace un par de días, antes de que la noticia del Brexit eclipsase a todo lo demás, os comentábamos que la versión Beta de iOS 10 que Apple había puesto en manos de los desarrolladores de la WWDC 2016 no tenía encriptado su kernel, algo que parecía un error por parte de la compañía, ya que un núcleo sin cifrar podría volver vulnerable el acceso a la información del mismo.

Pero no, no se trataba de un error, hoy Apple ha confirmado que ofrecer un kernel sin encriptación, la primera vez que esto ha sucedido en uno de sus Sistema Operativos, por cierto, fue una decisión perfectamente consciente por su parte.

Y la explicación que dan es bastante lógica, la verdad: En una versión de prueba como es ésta, la caché del núcleo no contiene ninguna información relevante del usuario, así que ahorrándose ese cifrado innecesario, se optimiza bastante el rendimiento del Sistema sin comprometer la seguridad.

El Kernel del Sistema se encarga de mantener la seguridad y el protocolo de acceso de las apps al Hardware del dispositivo que lo alberga, así que si evitamos el engorro de la barrera de la encriptación, los desarrolladores que estén probando iOS 10 piden descubrir más fácilmente, tal y como también adelantábamos aquí, los posibles fallos de seguridad que pueda tener.

Y si antes se descubren esas vulnerabilidades, antes puede Apple solucionarlas, incluso antes de que la versión final del Sistema llegue al usuario general y evitar, por ejemplo, ese agujero que en su momento permitió al FBI poder acceder a los datos contenidos den el iPhone del terrorista del atentado de San Bernardino.

Vía | TechCrunch

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *