6 abril 2016 iOS, Seguridad

iOS 9

En lo que ya es una costumbre, pero que cada vez se realiza con mayor rapidez después de lanzarse la más reciente versión de software, Apple ha dejado de firmar iOS 9.2.1 y ahora todo usuario que se actualice -y que su dispositivo lo permita- lo hará con la versión 9.3 o superior.

Nótese que entre la versión que ya no se firma y la actual hay otra actualización, la 9.3. Y tiene lógica, debido a lo accidentados que han sido los últimos parches.

Por lo general, Apple deja de firmar las versiones más antiguas de iOS para evitar que los usuarios que degradan sus dispositivos sean vulnerables a los agujeros de seguridad que ya han sido parcheados en versiones posteriores. Esto afecta generalmente a los usuarios con jailbreak en sus dispositivos en la mayoría de los casos, pero si bien nunca ha habido un jailbreak para iOS 9.2.1., en este caso la situación es algo delicada.

Y es que la política de Apple en este sentido puede ser decepcionante para algunos usuarios, si tenemos en cuenta que en las últimas versiones del sistema ha habido un buen puñado de fallos. Por mencionar sólo algunos, tenemos los tristemente populares enlaces en Safari, el de “1970”, o el que limitaba la activación en dispositivos más antiguos. Es evidente que son estos fallos los que provocan que un buen porcentaje de usuarios espere un tiempo prudencial para actualizarse, pero Apple ahora fuerza a actualizar a una versión de software puede que demasiado avanzada por parte de todos los usuarios.

Aquí habría que ver si la teoría de que Apple protege al usuario evitando que se instale versiones vulnerables supone aplicar una medicina peor que la enfermedad ya que, por ejemplo, muchos querríamos estar “expuestos” a que nos espíen los datos por encima de poder abrir un enlace en Safari, por poner un ejemplo.

Vía | 9to5Mac

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *