20 octubre 2012 Industria

Para que iCloud funcione como es debido, Apple necesita una red de servidores extensa y potente que pueda alojar todo el tráfico de datos que un servicio como ese necesita. Al parecer, el ya de por sí impresionante centro de datos que la compañía posee en Maiden (Carolina del Norte) se quedaría pequeño para soportar todo ese tráfico y en Cupertino ya están preparando un segundo centro en Prineville, en el estado de Oregon.

La primera fase del nuevo proyecto, valorado inicialmente en 68 millones de dólares (unos 52 millones de Euros), ya está en marcha y listo para empezar a albergar el primero de los 14 edificios destinados a albergar toda la infraestructura que un centro de esta magnitud requiere.

Apple había comprado el terreno el pasado Febrero, pagando un total de 5,6 millones de dólares (casi cuatro millones y medio de Euros), buscando edificar un centro para aliviar de carga de datos al de Maiden y ecológicamente sostenible, ya que el conseguir un complejo catalogable como “verde” es una prioridad para la compañía.

Poco más se conoce acerca del proyecto.

Ni el costo final del mismo, ni el volumen de datos que acabará soportando, ni si se utilizará para más servicios que soportar el tráfico de iCloud, pero una inversión semejante seguro que todavía dará bastante que hablar en un futuro muy cercano.

Vía | Apple Insider

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *