18 enero 2016 Industria

LiFi

Probablemente algunos ya hayáis oído hablar de la tecnología Li-Fi, se trata de protocolo de conexión inalámbrica de alta velocidad que, en vez de emplear ondas electromagnéticas como ocurre con el Wi-Fi, se fundamenta en el empleo de pulsos de luz para transmitir datos.

Pues bien, rebuscando entre el código de iOS han aparecido algunas referencias a esta tecnología, lo que sugiere que Apple está experimentando con la tecnología inalámbrica Li-Fi probablemente con la intención de implementarla en futuras generaciones del iPhone. Desde iOS 9.1, en las librerías del sistema aparecen referencias a la compatibilidad con la tecnología Li-Fi, o al menos, eso es lo que aseguran en AppleInsider.

La tecnología Li-Fi ofrece nuevas posibilidades de conexión y acceso a internet a alta velocidad. Tiene la ventaja de no causar interferencias con otros sistemas y por tanto puede, por ejemplo, ser usado sin problemas en el interior de un avión o en zonas congestionadas en las que de otro modo es difícil poder conectarse.

Li-Fi funciona, en cierto modo, al estilo de un mando a distancia tradicional por infrarrojos. La información es transmitida a altas velocidades mediante la modulación de la luz emitida, mientras en el otro punto un receptor capta esos pulsos de luz para posteriormente convertirlos en señales electrónicas. En este caso, sin embargo, y al contrario de lo que ocurre con un mando por infrarrojos, Li-Fi emplea luz visible. No obstante, esta modulación se realiza de tal modo que es totalmente imperceptible para el ojo humano, por lo que una misma bombilla puede ser empleada para iluminar una habitación y trasmitir datos, con velocidades que pueden alcanzar teóricamente los 224 gigabits por segundo.

Aunque de momento esta tecnología es experimental, un buen número de compañías tecnológicas parecen estar interesadas en su futura comercialización. Apple parece ser una de ellas. Una patente suya de 2013 hace referencia a un método de modulación óptica empleando un sensor de imagen. De este modo, el sensor de imagen de la cámara de un iPhone tendría un doble uso: el habitual para realizar fotografías y vídeos, y adicionalmente, podría emplearse también como receptor de datos. De este modo, el dispositivo podría ser compatible con la tecnología Li-Fi sin necesidad de añadir hardware adicional.

Vía| AppleInsider

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *