1 marzo 2016 Industria

Touch-ID

No; no se trata del iPhone de uno de los tiradores del atentando de San Bernardino, aunque la sentencia sienta un precedente para los litigios que a Apple le queda todavía que bregar con el FBI.

El caso es uno de los 12 que Apple tiene abiertos relacionados con peticiones de la agencia gubernamental. El juez concluye que no hay justificación para obligar a Apple a desbloquear el iPhone.

Este caso giraba alrededor de la obligatoriedad de Apple a desbloquear un iPhone de un traficante. El gobierno, según la sentencia, no ha aportado ningún razonamiento consistente y relacionado con las leyes actuales, para obligar a la compañía a crear una herramienta para obtener datos de un iPhone bloqueado. Atención al matiz: Datos de UN iPhone bloqueado, que no datos DEL iPhone bloqueado.

Y hay más: El magistrado James Ornstein ha señalado que la forma en que el gobierno está interpretando la ley está llegando a unas costas que pueden poner en duda su constitucionalidad en caso de adoptarse. Los problemas de privacidad, explica, deben decidirse por actuales legisladores, y no por una ley de 1789.

Si bien las circunstancias en este caso son muy diferentes a los de el caso de San Bernardino, al sumar delitos de sangre y poner en peligro la seguridad nacional, el fallo da a Apple algo de ventaja en su lucha legal contra el FBI, puesto que otros jueces pueden usar la sentencia como precedente.

Vía | 9to5Mac

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *