3 febrero 2015 iOS

iphone-6-samsung-galaxy-s5

En los últimos tiempos, el precio medio del iPhone ha subido hasta casi rozar los 700 dólares, mientras que el precio medio de los smartphones de Samsung ha bajado hasta muy por debajo de los 300 dólares.

Si vemos los resultados financieros de Apple del último trimestre por un lado, y los de Samsung por el otro, parece que se confirma que la calidad pesa muchísimo más que el precio a la hora de adquirir un smartphone.

Los aumentos de capacidad de almacenamiento en el caso del iPhone 6 Plus es el principal motivo de que el precio medio del iPhone se haya colocado en los 687 dólares, aumentando la media anterior. Los terminales con Android de Samsung sin embargo, han caído hasta los 254 dólares de media. Curiosamente. el aumento en la media de los terminales de Apple es de 100 dólares, exactamente la cantidad total que han caído los teléfonos del gigante coreano.

Contra todo pronóstico y en un clima parecido a la crisis económica de antaño, la teoría de que lo más barato siempre está por encima de la calidad queda en entredicho, y buena prueba de ello es los resultados financieros de ambas compañías que comentamos hace unas líneas. Imagino que si Apple tuviera la oportunidad de abaratar el precio de los terminales no lo haría porque se sigue demuestrando que sigue vendiendo lo que quiere y más, pero sí que tengo claro que si Samsung hubiera tenido otra salida, no hubiera recortado tanto los precios de sus smartphones porque esta acción le está costando muy cara. 

Hay que hacer especial hincapié en el hecho de que estamos hablando solamente de smartphones, y que en principio la cuota en este campo sigue siendo de Samsung. Al menos, mientras no se demuestre lo contrario.

Vía | Appleinsider

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *