24 septiembre 2014 Seguridad

TouchID

Es curioso como, cada año, da la sensación de que cualquier novedad que es presentada por Apple debe ser revisada con microscopio por algún grupo de trabajo en algún laboratorio perdido en cualquier rincón del mundo con el objetivo único de lanzar una nueva campaña de desprestigio hacia Apple.

Este año nos ha tocado el BendGate… y veremos hasta dónde llega todo esto. El año pasado, si recordáis, la gran novedad anunciada por Apple con el iPhone 5s se llamaba Touch ID. No pasaron muchos días hasta que prácticamente todos los blogs tecnológicos se hiciesen eco de la noticia de que Touch ID había sido hackeado, llegando a decir que prácticamente no servía para nada.

Al final, con el paso del tiempo, las aguas siempre vuelven a su cauce y quedó bien claro que aunque Touch ID no es perfecto, el nivel de seguridad que ofrece es muy alto, mayor incluso que el de otros sistemas de seguridad que usamos habitualmente con total confianza como pueden ser, por ejemplo, las llaves de nuestra propia casa. Así, ese supuesto hackeo de Touch ID requería un proceso y un equipamiento propio de la próxima entrega de “Misión Imposible”, aunque la realidad es que finalmente funcionaba.

Con el lanzamiento de los nuevos iPhone 6 y iPhone 6 Plus Apple no ha hecho ningún comentario que indiquen ninguna mejora destacable respecto a la tecnología Touch ID presentada el año pasado, sin embargo, parece que sí que la hay.

Touch ID en el iPhone 6 es más seguro y funciona mejor

El investigador de seguridad Marc Rogers ha probado el mismo procedimiento empleado el año pasado para engañar al sensor Touch ID del iPhone 5s y las conclusiones que ha obtenido resultan del todo interesantes.

En primer lugar, parece que al sensor Touch ID del iPhone 6 se le puede engañar utilizando los mismos complicados métodos empleados con el iPhone 5s. Sin embargo, este investigador considera que ahora el sensor Touch ID del iPhone 6 es más seguro y funciona mejor.

Las mismas huellas falsas que lograron engañar al iPhone 5s no logran engañar al iPhone 6, y para hacerlo han que tener especial cuidado de que estas estén perfectamente proporcionadas, situadas y sean lo suficientemente gruesas como para que al colocarlas con tu dedo Touch ID no detecte tus huellas reales.

Además, Touch ID ahora funciona aún mejor que en el iPhone 5s y es más improbable obtener un error de lectura de las huellas auténticas del dueño del dispositivo. Esta mejora viene por el hecho de que ahora el sensor es más sensible, escanéa un área mayor de nuestra huella y además con una mayor resolución.

Touch ID es un elemento esencial de Apple Pay, el nuevo sistema de pagos móviles de Apple que empezará a funcionar este próximo mes de agosto en Estados Unidos, por lo que cualquier mejora en los niveles de seguridad que pueda ofrecernos siempre es una buena noticia.

Vía| 9to5mac

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *