7 marzo 2013 Hardware, Industria, iOS

apple-intel

Las consecuencias derivadas de la decisión por parte de Intel de dejar de fabricar sus propios diseños de placas base y adoptar el método de convertirse en fabricante bajo contrato de chips para otras compañías, empiezan a dejarse ver en el mercado de la alta tecnología.

Al parecer, una de esas primeras consecuencias sería una muy posible (y atractiva) unión entre la citada Intel y Apple para que la compañía de la manzana se convierta en un futuro cliente.

Los de Cupertino, por lo tanto, encargarían a Intel la fabricación de los chips que equiparían el iPad o el iPhone, desvinculándose cada vez más de su actual proveedor y también némesis, Samsung.

Aunque, como es habitual en casos de este calado, ninguno de los implicados se han pronunciado oficialmente al respecto, parece que ya se habrían producido varias reuniones entre las directivas de ambas compañías, aunque aún no se habría llegado a ningún tipo de acuerdo, según aseguran fuentes cercanas tanto a Apple como a Intel.

A estos rumores se unirían las declaraciones de Sunit Rikhi, vicepresidente y al mando de de los servicios de fabricación de Intel que, refiriéndose al interés que su empresa está tomando en producir chips diseñados por terceros, aseguró que estaba a punto de asociarse con una importantísima compañía productora de dispositivos móviles que, pese a no especificarlo, todo parece apuntar a que estaba hablando de Apple.

Sospecha que tampoco es tan inusual ya que el propio portavoz de Intel, Chuck Mulloy, aseguró en más de una ocasión que la compañía está en permanente contacto con Apple, ya que al fin y al cabo les fabrican los chips de sus ordenadores, pero tampoco confirmó este supuesto acuerdo sobre las negociaciones en la producción de procesadores.

Ahora, el movimiento sería de lo más lógico y beneficioso, además, para ambas compañías. Para Intel porque tener una relación estratégica en la que seas el proveedor de uno de los más destacados fabricantes de dispositivos móviles, sería sin duda una decisión muy a tener en cuenta y para Apple también, porque alejarse de Samsung y ser más que un cliente, un socio, de Intel, supondría una situación de ventaja en el mercado.

Vía | Reuters

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *