25 febrero 2017 Hardware

iPhoneSmk

Cuando escuchamos una información que afirma que un smartphone cualquiera ha acabado en llamas, lo primero que nos viene a la mente es la rocambolesca historia del Galaxy Note 7. Pero tranquilos no tiene nada que ver, al menos de momento, y no hay ningún motivo para alarmarse. Se trata de un caso aislado.

El caso es que Apple está investigando un incidente ocurrido a principios de esta semana con un iPhone 7 Plus que ha llegado a convertirse en viral gracias al poder de las redes sociales.

Brianna Olivas, propietaria de un iPhone 7 Plus en color oro rosa, relata lo sucedido. Según afirma, su iPhone de la compañía Sprint empezó a darle problemas, hasta el punto de que ya no arrancaba. Por este motivo lo llevó a la Apple Store donde le dijeron que no había ningún defecto y consiguieron que volviese a funcionar correctamente. Al día siguiente, sin embargo, el iPhone comenzó a arder súbitamente como puede verse en el vídeo que ella misma publicó en Twitter.

Al parecer el iPhone había estado cargando por la noche y fue unos instantes después, al desconectarlo del cargador, cuando comenzó a echar humo y a arder. Es decir, algo muy parecido a lo que sucedió con los Galaxy Note 7, con la diferencia de que en esta ocasión se trata de un incidente aislado y no de una avalancha de casos de dispositivos con el mismo problema.

Brianna ha entregado el iPhone 7 Plus a Apple y desde la compañía han asegurado que están realizando los tests necesarios para averiguar qué es lo que ha ocurrido exactamente.

Vía| Mashable

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *