17 abril 2015 OS X, Software

instalacion-os-x-yosemite

Apple ha lanzado un pequeño parche que se suma a la actualización 10.10.3 Yosemite lanzada el día 8 de este mismo mes.

El parche es específico para solucionar un problema relacionado con la captura de vídeo.

El fallo localizado en el controlador de vídeo impedía que los Mac se inicien al ejecutar determinadas aplicaciones que están diseñadas para capturar vídeo.

Es posible que el fallo haya salido a la luz fruto de la reciente actualización de la suite de edición de vídeo Final Cut y sus aplicaciones afines, de lo contrario, hay algo que no encaja.

Y es que es bastante curioso como un fallo como este haya pasado por alto por parte de un buen puñado de desarrolladores que han podido trastear las versiones beta del parche, y sin embargo, es los suficientemente importante como para que sea digno de tener su propia actualización separada de las demás, y que sea lanzada rápidamente.

Sin embargo, parece que el fallo se reproduce sólo en casos muy concretos, ya que no ha habido un aluvión de quejas a este respecto, como ha pasado en otras ocasiones. Lo que sí parece que tiene relación es con el hecho de que un buen número de equipos se inician más lentamente de lo normal, algo que no se solucionaba con una reparación de permisos ni reiniciando la PRAM como se apuntó en algunos lares, sino con esta actualización.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *