19 agosto 2016 Industria, Software

Apple Pay Australia

Aparecido casi por sorpresa, no como Apple Music, por ejemplo, que ya se le veía venir, el servicio de pago a través de los dispositivos iOS se está abriendo paso poco a poco, pero de manera firme y decidida cada vez en más países y claro, un negocio con éxito siempre despierta las rencillas de quienes antes ostentaban la hegemonía en el sector.

Hoy hemos sabido que un organismo regulador de la competencia en Australia ha desestimado la petición que en su momento presentaron tres de los bancos más importantes del país para negociar de manera colectiva un acuerdo con la compañía de la manzana para poder hacer uso de la tecnología de Apple Pay… sin pasar por Apple Pay.

Me explico:

Hace tiempo, esos tres bancos a los que nos referimos (Commonwealth Bank, National Australia Bank (NAB), y Westpac) se unieron para presentar una petición ante la Comisión de Consumo y Competencia de Australia (ACCC) para que se les permitiese negociar con Apple para poder utilizar la tecnología NFC de Apple Pay sin tener que usar necesariamente el servicio en sí.

En Cupertino pusieron el grito en el cielo ante la posibilidad de permitir el acceso al Hardware de su servicio de pago, argumentando que solo traería consecuencias negativas, como comprometer la seguridad de los usuarios y zancadillear la innovación, así que contraatacó solicitando a la ACC poder acogerse al periodo reglamentario de seis meses para poder examinar la solicitud detalladamente.

Según Apple, esta situación solo busca un mayor control de los bancos sobre sus clientes y no perder las ganancias derivadas de las tasas de utilizar sus propios métodos de pago en un principio de boicot a Apple Pay del que solo se sale ANZ, el único de los cuatro grandes bancos de Australia que había aceptado sin problemas la propuesta de Apple.

Seguro que la resolución tomada ahora por la ACC de denegar la solicitud de los bancos les habrá supuesto un soplo de aire fresco, aunque solo por el momento ya que, como ha dejado claro el propio Presidente de la ACC, Rod Sims, se trata de una medida provisional y que se haya desestimado a estas alturas no quiere decir que no se termine llevando a cabo, ya que lo que se pretende es tener un tiempo para evaluar toda la situación antes de tomar una decisión definitiva.

Vía | AppleInsider

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *