14 octubre 2015 Hardware, iOS

Ipad A8

Parece que, últimamente, todo en el mundo de la tecnología se resuelve a base de demandas y Apple se ha visto inmersa en más de una, casi todas por asuntos relacionados con temas de patentes y la mayoría contra su rival por antonomasia: Samsung.

Y de demanda por patentes, pero no contra los coreanos esta vez, os vamos a hablar hoy, y que se ha conocido por fin la resolución judicial que enfrentaba a la compañía de la manzana contra la WARF (Wisconsin Alumni Research Foundation) por el caso de una supuesta infracción de patentes en los procesadores de los dispositivos iOS.

Esta Wisconsin Alumni Research Foundation, asociación creada con el fin de ofrecer protección y ayuda legal a la Universidad de Wisconsin acerca de sus patentes, derechos o propiedad intelectual, había demandado en su momento a Apple por violar precisamente una de esas patentes de su propiedad en los procesadores de algunos de sus dispositivos iOS.

La demanda en cuestión afectaba a toda la gama de iPhone o iPad de 2013 y 2014, equipada con los procesadores A7, A8 y A8X que, según la WARF, utilizaban tecnología propiedad de la Universidad de Wisconsin.

Un jurado precisamente de del Estado al que pertenece la Universidad ha encontrado a Apple culpable de infringir dichas patentes y ha condenado a los de Cupertino a indemnizar con una cantidad que rondaría los 862 millones de dólares (más de 755 millones de Euros al cambio), demostrando además la validez de la demanda, algo que Apple se negaba a reconocer en la base de la propia demanda.

Una vez que se ha llegado a la conclusión de que Apple ha violado la propiedad intelectual de la Universidad, es posible que el resultado se extienda también a los procesadores A9 y A9X que montan los iPhone 6s, 6s Plus y el iPad Pro, que también han sido demandados por la WARF.

Vía| Reuters

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *