13 enero 2017 Software

appstore logo grande

Para muchos, comprar o descargarse las apps para su iPhone, iPad o iPod Touch desde la App Store oficial de Apple supone una garantía adicional de que lo que estás adquiriendo en un Software totalmente funcional, auténtico y seguro. Sin riesgos ni fakes, pero no todos opinan lo mismo y opinan que la omnipresencia de la tienda online podría incluso atentar contra las libertades comerciales.

Un tribunal estadounidense acaba de emitir una controvertida sentencia que podría cambiar el panorama de descargas para la plataforma al considerar que la App Store supone un monopolio ilegal que perjudica a los usuarios ya que les impide comprar aplicaciones para sus iPhone fuera de la misma.

Esta sentencia anula otra emitida en 2013 en la que a su vez desestimada una demanda que se presentó originalmente un año antes. Una demanda que se presentó por parte de Pepper et al contra Apple y en la que se alegaba que la compañía no permitía a sus usuarios poder adquirir apps de otras fuentes ajenas a la App Store y que no existía ninguna competencia en cuanto a precios, lo que llevaba a un aumento de los mismos.

En aquel momento, desde Cupertino respondieron que la demanda debería de ser desestimada ya que eran los desarrolladores, y no Apple, quienes establecían los precios de las apps. La única función de la compañía era la de proporcionar a esos desarrolladores una plataforma ideal para poder vender sus aplicaciones a los usuarios.

Sin embargo, la nueva sentencia que hemos conocido hoy establece un punto de vista basta diferente al entender que como estos usuarios compran las apps directamente a Apple, tienen todo el derecho a demandar a la compañía por este motivo si lo consideran necesario o se sienten perjudicados de alguna manera.

Según los abogados de los demandantes, el propósito de la misma es la de permitir poder comprar apps para el iPhone donde ellos quieran y ayudar así a abrir el mercado y abaratar los costes, por mucho que, como ya mencionábamos al inicio de esta noticia, eso implicase una posible brecha en la seguridad de lo que compren.

Eso sí, la sentencia de hoy no implica en ningún momento que se vaya a demandar finalmente a Apple por cuestiones de monopolio o que la misma se saldase con éxito en su contra, si no únicamente que la compañía puede ser demandada por dicho motivo llegado el caso.

Vía| Reuters

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *