23 febrero 2015 Opinión

samsung_lab

Si antes la estrategia a seguir por muchas empresas tecnológicas era la de comprar empresas más pequeñas y asimilar así su portafolio de ideas, ahora esa estrategia pasa por contratar directamente a los mayores talentos de tus rivales y aprovechar sus ideas en beneficio propio, además de privar de las mismas a tus competidores más directos.

Esto es lo que parece estar haciendo últimamente Apple, que tras rebuscar entre las filas del mundo de la moda y de la industria del automovilismo, parece ir ahora a por su nuevo “Enemigo Íntimo” y está lanzando la caña entre los expertos en tecnología de la próxima generación de Samsung, tentándoles con mejores sueldos y suculentos beneficios fiscales, si se unen a las filas de Cupertino.

Más concretamente, en Apple están mas que interesados en reclutar expertos en baterías y en el diseño de procesadores y chipsets.

Ese interés que decimos en los expertos en baterías respondería a todos esos rumores que relacionan a la compañía de la manzana con ese coche autónomo propulsado precisamente por un motor eléctrico y que se unirían a la polémica contratación de otros especialistas en el ramo de la compañía A123 Systems, acción descubierta cuando salió a la luz la demanda de dicha compañía contra Apple por conducta inapropiada en dichas contrataciones.

Después de aquellos duelos icónicos con Microsoft o lo que parecía ser (y en realidad lo sigue siendo) una dura rivalidad en muchos campos con Google, Samsung parece ser ahora el enemigo natural de Apple, protagonizando más de un enfrentamiento por cuestiones de patentes o apropiación de diseños de la una sobre la otra y de la otra sobre la una.

Una relación de amor/odio, que al final mientras se pelean por un lado, han de convivir necesariamente por otro, ya que los coreanos son los responsables de buena parte de los componentes internos de los dispositivos iOS, como es el cargo de los futuros chips A9 que serán el corazón de los próximos iPhone y iPad.

Vía| The Korea Times

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *