6 abril 2017 iOS

Siri

Permitir que Siri nos responda incluso con el iPhone bloqueado simplemente con el habitual “Oye Siri” es sin duda muy cómodo y en ocasiones tremendamente útil. Sin embargo, habilitar el uso de Siri sin que sea necesario desbloquear previamente el iPhone puede poner en manos de un tercero parte de nuestra información y suponer un problema de seguridad.

Simplemente preguntado por ejemplo a Siri “¿De quién es este iPhone?” aparecerá el nombre del propietario, su fotografía y su número de teléfono. Esto está bien si lo pierdes y lo encuentra alguien con buenas intenciones que trata de devolvértelo, pero en algunas otras situaciones quizás prefieras mantener esa información en secreto.

Otro caso sería el del control de las luces de casa, o de cualquier otro dispositivo para el hogar compatible con HomeKit. Resulta tremendamente cómodo pedirle a Siri que apague las luces de otra habitación sin moverte del sillón, o que cambie de escena cuando vas a ver una película en la TV. Esto, sin embargo, también tiene su lado negativo y es que si pierdes el iPhone -o lo dejas olvidado- cualquiera con acceso a él toma el control absoluto de las luces, el termostato o cualquier otro dispositivo de tu casa conectada.

El hecho de que Siri responda a cualquiera y no únicamente al propietario del dispositivo es un problema conocido desde hace tiempo que ha acabado dando algún que otro quebradero de cabeza a más de uno. Afortunadamente Apple podría tener ya una solución para esto.

Siri

Patently Apple ha sacado a la luz una nueva solicitud de patente formulada por Apple que describe un método para enseñarle a Siri cual es la voz del propietario del dispositivo, que la aprenda y que solo responda a esa voz cuando la reconozca.

Este método utilizaría además una palabra secreta para invocar a Siri que podría ser empleada en vez del habitual “Oye Siri“. El iPhone guardaría tanto esta palabra secreta como el tono de voz al pronunciarla para, así, poder reconocer a esa persona. De este modo, respondería únicamente al propietario del dispositivo y a nadie más.

En aquellos casos en los que no se invoque a Siri con la palabra secreta o no se reconozca el tono de voz, el iPhone -o el iPad- pedirá que primero se desbloquee mediante Touch ID o con el código de desbloqueo, manteniendo así completamente a salvo la privacidad del propietario.

Como siempre os digo cuando hablamos de patentes, por el momento es solo eso, una patente. Aún así estoy contando ya los días para que Apple lo incluya en una próxima actualización de iOS. No solo por mejorar la seguridad, que también, sino porque si empleas habitualmente Siri en el día a día -como es mi caso- empieza a cansar ya un poco emplear continuamente el comando “Oye Siri” y poder emplear otro alternativo a tu elección parece una idea genial. ¿No crees?.

Vía| Patently Apple

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *