20 noviembre 2013 Industria

Dai Sugano

Aunque era sólo cuestión de tiempo y de meros trámites burocráticos, Apple ha obtenido hoy la aprobación por parte del Ayuntamiento de Cupertino para comenzar a construir su esperado nuevo Campus, más conocido como “La nave espacial”.

Go for it! (que viene a ser, más o menos, ¡Adelante con ello!), estas fueron las palabras nada protocolarias elegidas por Orrin Mahoney, Alcalde de Cupertino, tras dar a conocer la decisión unánime que permitía a la compañía de la manzana iniciar su ambicioso proyecto, que ya estaba inicialmente aprobado desde el pasado mes de Octubre.

Ahora, sólo queda demoler el antiguo cuartel general de HP, sito en los terrenos sobre los que elevará el complejo, y dar comienzo a las obras.

Entre los flecos que quedaban por acordar para obtener los permisos de construcción, Apple ha aceptado aumentar la cantidad de impuestos con los que contribuye en la localidad de Cupertino y lo ha hecho reduciendo las devoluciones sobre los impuestos a sus ventas que reciben cada año.

Una cantidad considerable, si tenemos en cuenta que el año pasado (por poner un ejemplo) la ciudad devolvió a Apple el 50% de los impuestos sobre sus ventas, mientras que con el nuevo acuerdo, se reducirán hasta que reciba únicamente un 35% en tasas de devolución.

Ahora, sólo queda esperar a 2016, fecha estimada por Apple para la finalización del proyecto, para ver terminado un edificio que, según la compañía, va a ser el mejor edificio de oficinas del mundo.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *