3 marzo 2013 Industria, Opinión

apple-money

En uno de tantos, vaya, que no será porque no tengan enfrentamientos.

Concretamente, estamos hablando de aquella demanda por patentes en la que Apple acusaba a Samsung de haber copiado el diseño y algunos conceptos de los dispositivos iOS en sus productos y en cuya resolución final, Samsung era condenada a pagar una indemnización superior al millón de Euros.

Aunque, tanto en la carta a sus empleados como en el comunicado oficial, en Cupertino se congratulaban por el éxito obtenido a la hora de proteger sus ideas y diseños, quizás ya no se las prometan tan felices cuando descubran que el tribunal ha decidido disminuir considerablemente la indemnización final a percibir.

Porque esos más de mil millones de Euros inicialmente previstos, se verán reducidos en aproximadamente un 40%, lo que supondrá perder más de 450 millones de dólares (345 millones de Euros).

Así lo ha decidido la juez encargada del caso, Lucy Koh, que habría ordenado una nueva revisión de la sentencia en la que, aunque se mantendrían los resultados, la multa final a la compañía coreana se quedaría en alrededor de 600 millones de dólares (460 millones de euros).

Veredicto que se ha conocido a través de un escueto twit de la reportera experta en tribunales Vanessa Blum, del periódico The Recorder, de San Francisco.

Este cambio de apreciación obligaría a hacer un nuevo juicio para valorar debidamente la indemnización que Samsung debe pagar a Apple por esa infracción de patentes, por lo que parece que al caso aún le queda cuerda para rato.

Vía | Apple Insider

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *