12 septiembre 2016 Hardware

IPhone-7-negro-brillante-web

Apple ya ha tenido alg√ļn traspi√©s con ciertos colores del iPhone, y el primer terminal blanco se hizo esperar porque encontrar la calidad que quer√≠a la compa√Ī√≠a no fu√© tarea f√°cil. Y a√ļn y as√≠, el blanco a menudo se tornada amarillento con el paso del tiempo.

Con la presentación del iPhone 7 y el nuevo color negro brillante, muchos usuarios se pregunta cómo resiste el paso del tiempo esa brillantez. Lo cierto es que ni la propia Apple las tiene todas consigo, y por si acaso, recomienda el uso de una funda.

Personalmente tengo admiración por los usuarios que tiene su iPhone fuera de una funda, y mantienen el terminal impoluto con el paso del tiempo. Pero parece que en el caso del iPhone 7 negro brillante esto será más difícil.

La propia compa√Ī√≠a indica¬†en la parte inferior de las especificaciones del terminal c√≥mo se ha llegado a este nivel de brillo, y que es lo que puede terminar pasando…

El acabado del iPhone 7 en negro brillante es el resultado de un cuidadoso proceso de anodizado y pulido en nueve pasos. Su superficie es igual de resistente que la de otros productos Apple anodizados, pero puede presentar leves microabrasiones con el uso. Si esto te preocupa, te recomendamos que elijas una de las muchas fundas disponibles para proteger tu iPhone.

Como puede verse, Apple no dice lo que va a ocurrir, sino lo que puede ocurrir¬†y la forma de evitarlo, y evidentemente con el uso diario y el roce con cualquier cosa que vaya m√°s all√° de la piel, seguramente se provocar√°n peque√Īos desperfectos que con el tiempo ser√°n perceptibles, por no hablar de las huellas del usuario, que muy probablemente quedar√°n marcadas en el aparato nada m√°s sacarlo de la caja.

Bien por Apple, porque conociendo que los usuarios somos un poco cafres a veces, se guarda las espaldas ante lo que probablemente¬†pasar√°. Otro tema es porqu√© lanza un producto con unos acabados que recomienda que est√©n protegidos, por lo que dif√≠cilmente se podr√°n apreciar, pero en fin…

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *