13 febrero 2013 Hardware, Industria, Opinión

tim cook Obama

Uno de los planes que Apple llevó a cabo para contribuir a paliar la crisis en su país (“igualito” que en España), fue llevarse parte de la producción de los nuevos iMac a territorio estadounidense.

El consumidor medio americano está demandando cada vez más productos Made in USA y eso ha llevado a la marca de la manzana a invertir más de 100 millones de dólares (unos 77 millones de Euros) para aumentar la producción nacional e incluso animar a proveedores extranjeros a que se instalen también en EE.UU.

Tan importante ha resultado este movimiento para la economía y la opinión pública americana, que el propio Presidente Barack Obama ha mencionado el plan de Apple en el discurso sobre el Estado de la Nación, celebrado ayer.

La mención fue en el contexto de su deseo, de su intención, de crear más puestos de trabajo en Estados Unidos, sobre todo con la inversión por parte de multinacionales que solían contratar esos puestos fuera del país.

El Presidente Obama afirmó que, después de más de 10 años creando puestos de trabajo lejos de sus fronteras, las principales compañías americanas han rectificado el rumbo y en los últimos tres años, han creado más de medio millón de puestos de trabajo en el país.

Caterpillar ha llevado trabajo desde Japón, Ford ha hecho lo propio desde México e Intel ha dejado China para abrir su planta más avanzada en los EE.UU. Incluso Apple ha vuelto a fabricar Macs en América, de nuevo. Y de ahí la cara de felicidad contenida del CEO de la compañía, Tim Cook, en la foto que ilustra esta noticia.

Los planes de Apple, además de parte de la línea iMac, consistiría en llevar también en 2013 la línea de producción del Mac mini y algunos componentes del iPhone.

Vía | 9to5 Mac

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *