13 noviembre 2015 Industria

AppleWatch

Según el medio chino UDN, Apple estaría planeando el lanzamiento de una nueva versión actualizada del Apple Watch para el segundo o tercer trimestre de 2016. Esta información parece estar basada en algunos comentarios realizados por Barry Lam, presidente y fundador de Quanta Computer, una de las compañías encargadas de la fabricación del Apple Watch.

Aunque el Apple Watch fue presentado en septiembre de 2014, no fue lanzado al mercado hasta abril de 2015 y con bastantes restricciones en cuanto al stock. Este lanzamiento en el mes de marzo se dio además tan solo en una pequeña lista de países. A lo largo de los meses siguientes fue llegando a otros países, entre ellos España, donde pudimos hacernos con uno a finales del mes de junio.

El lanzamiento de una versión renovada del Apple Watch en el segundo o tercer trimestre de 2016 tiene por tanto mucho sentido y supondría que Apple opta por un modelo anual para las actualizaciones de hardware del dispositivo, del mismo modo que ocurre con el iPhone o el iPad. Este informe señala que, al igual que ocurrió con el Apple Watch de primera generación, la disponibilidad inicial del nuevo modelo sería limitada, para ir incrementándose la producción durante los meses siguientes.

Respecto a las mejoras que podría incluir este nuevo modelo parece que no deberíamos contar con un aumento de la autonomía de la batería. En cualquier caso, y aunque hay gente que se queja porque le gustaría tener una semana de batería como si fuese un Pebble, personalmente creo que es totalmente innecesario. La autonomía de la batería actual del Apple Watch permite aguantar un día largo sin problema y esto te crea además el hábito de cargarlo todas las noches al dejarlo encima de la mesilla. No he llegado a tener jamas menos de un 30 por ciento de batería en el Apple Watch desde que salió a la venta en España el pasado mes de junio.

Algunos rumores aparecidos hace ya meses hablaban también sobre la posible incorporación de una cámara FaceTime para realizar videollamadas, algo que ciertamente suena bastante extraño. Personalmente, si tuviese que apostar algo respecto a las novedades que incorporará este nuevo Apple Watch me lo jugaría todo a que vendrá con GPS integrado. Es algo que tiene mucho sentido, ya que otro muchos wearables en el mercado ya lo incluyen. La estrategia de Apple sería algo similar a lo que ocurrió con el primer iPhone, si recordáis venía sin GPS cuando otros modelos de la competencia ya lo incluían, un año después el iPhone 3G ya contaba con él.

Adicionalmente, parece también posible que Apple mejore el rendimiento del procesador del dispositivo y especialmente la conectividad WiFi y Bluetooth, implementando las mejoras que se espera lleguen al mercado este próximo año, aumentando el alcance y las velocidades de transferencia.

Vía| 9to5mac

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *