6 julio 2015 Hardware, Industria, Software, Vídeos

App swimming

Antes de que saliera el Apple Watch, una de las cosas que se solía preguntar (nosotros también) era si el reloj de Apple, entre todas las cosas que iba a ser capaz, sería o no un dispositivo sumergible.

En Cupertino nos habían alertado acerca de que no era una buena idea someterlo demasiado al líquido elemento, pero afortunadamente nadie les hizo demasiado caso y unos de los primeros tests que se hicieron nada más aparecer en el mercado fue el de zambullirse en una piscina con él puesto, demostrando que soportaba mejor el agua de lo que nos habían dicho en un principio.

Una vez comprobado esto, no ha tardado en aparecer la primera aplicación del Apple Watch para nadadores, creada por una firma de desarrolladores británicos que ya había hecho lo propio para otro wearable como es el Pebble.

Ted Bradley y su equipo han trasladado los monitores de seguimiento de frecuencia cardiaca, tiempo y contador de vueltas al Apple Watch y parece que funcionan a la perfección, según han revelado las pruebas que realizaron en la piscina del London Aquatic Centre.

Los resultados obtenidos utilizando el smartwatch de Apple fueron prácticamente idénticos a los ofrecidos por el Pebble tras un test de cuatro largos que sumaban en total 200 metros de distancia a recorrer.

El único “pero” encontrado ha sido un cierto retraso a la hora de contabilizar los tiempos de cada largo, que los desarrolladores achacan a la frecuencia con la que el Apple Watch registra este tipo de datos y los muestra en pantalla.

Por lo demás, se muestra como un sistema de medición completamente funcional, capaz de enviar toda la información al iPhone a través de HealthKit y sumarla al resto de las estadísticas de actividad física del usuario.

Eso sí, ya que seguramente en Apple terminasen no recomendando a los poseedores de un Apple Watch utilizar una aplicación que contradice en cierta manera sus indicaciones de uso, donde no recomiendan llevarlo puesto para nadar, ni mucho menos, Bradley y los suyos aún consideran su app como una prueba de lo que podría dar de sí una futura generación de Apple Watch oficialmente adaptados a su uso bajo el agua.

Vía | AiT

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *