6 noviembre 2015 Industria, Opinión

1984-htc

Durante las últimas horas se ha hecho popular un anuncio de HTC en el que promociona su nuevo terminal A9 One, porque su spot se basa en el mensaje se diferente que rezuma por todos sus poros, en una clara alusión al icónico spot publicitario del Apple Macintosh de 1984.

Esto ocurre después de que la marca haya presentado el terminal, que es físicamente muy similar al iPhone. Y puede que sea precisamente eso lo que quiere: un éxito a expensas de Apple. La cosa es que puede que no todos queramos entrar en este juego…

Aclarar, antes de nada, que HTC siempre ha dicho que es Apple quien inicialmente copió su diseño que plasmaron a posteriori en sus modelos. En los lares donde los usuarios de Apple somos mayoría no suele decirse que HTC tiene razón en este sentido. Basta con buscar una imagen del HTC One M8, presentado en marzo del 2014, para poder ver un diseño que Apple no materializaría en su iPhone hasta meses después. Ahí queda eso.

El caso es que posiblemente fruto de la popularidad de la marca de la manzana el “diseño inicial” siempre se ha atribuido a los de Cupertino. Es una historia que ya hemos visto varias veces. Sale una empresa que ninguno conocíamos que existía reclamando una patente que Apple ha cogido y la ha implementado en alguno/s de sus producto/s sin parar a ver si esto era de alguien. Pero los tiros no van por ahí.

Una cosa es la casual manía de inspirarse en el iPhone que tiene Samsung con sus teléfonos, y otra muy diferente es copiar literalmente el diseño del iPhone. Las inspiraciones siempre suenan al original, pero las copias, chirrían del original y huelen contra el viento. A sabiendas de la repercusión mediática que tiene toda copia de diseño -o de lo que sea- de un producto Apple, HTC podría estar intentando sacar partido de ello a costa de los que primero saltamos a la yugular de los que copian a Apple: Los propios usuarios de Apple.

Hace ya años -ahora las cosas son muy diferentes-, un directivo de Apple en una charla informal me dijo que en proporción, es mucho más grande lo que se mueve a costa de Apple que lo que mueve la propia Apple. El tiempo ha demostrado que si tienes suerte, puede que el hecho de ser cercano a Apple, o de beneficiar de alguna forma a la marca o a sus usuarios, te reporten tus 15 minutos de gloria. Pero si atacas a Apple y además en su propio terreno, lo que obtendrás es una campaña publicitaria más que rentable. Cuando las hordas se duerman ya veremos como no quemarnos por habernos acercado demasiado al Sol, pero por ahora, ya estamos en el foco de todo el mundo tecnológico.

Así, en un momento en que HTC lo está pasando realmente mal y necesita un revulsivo para paliar mínimamente la sequía de sus arcas, lanza un terminal que se parece sospechosamente al iPhone actual y al de la generación pasada. Aludiendo a lo que comentaba al principio, pues vale. Incluso teniendo en cuenta que HTC ha tenido más de un año para cambiar el diseño, y que Apple tuvo unos meses, donde las dan las toman. Lo uno por lo otro, empatados y santas pascuas. Pero de ahí a lanzar un anuncio que es un calco en cuanto a idea y concepto del mítico anuncio del Apple Macintosh de 1984, hay un salto hacia la provocación que busca precisamente lo que está obteniendo: Que todo el mundo Apple  hable del spot de HTC. 

Y hay más: Si extrapolamos a nuestros días la situación en la que Apple estaba en 1984 en el mundo tecnológico, puede que veamos a HTC como la chica del martillo y a Apple como el que lleva la batuta del mundo tecnológico al más puro estilo orwelliano. Pero eso no quita que esté “feo” obtener publicidad a costa de otros, más cuando -y aquí sí que no hay excusa- el anuncio de marras es una copia de otro, y no precisamente del supermercado del barrio.

Por todo esto, por la repercusión que está teniendo, y porque nos toca de cerca, aquí también hablamos del anuncio de HTC copiando al icónico de Apple de 1984, pero no lo vamos a poner.

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *