8 abril 2015 Hardware

WSJAppleWatchDay

Esta mañana Apple levantaba el embargo y los principales blogs sobre tecnología y el mundo Apple han comenzado a publicar a la carrera sus reviews sobre el Apple Watch. La mayor parte de todas estas reviews han seguido el guión esperado, comentando sus principales características, sus puntos fuertes y también aquellos aspectos en los que puede mejorar.

Entre todas estas reviews, sin embargo, ha habido una que ha llamado especialmente mi atención. Se trata de la realizada por Joanna Stern del Wall Street Journal. Esta review se enfoca de un modo muy original y completamente distinto a todas las demás, mostrando como será un día cualquiera cuando tengamos por fin el Apple Watch en nuestra muñeca.

El vídeo nos muestra el uso del Apple Watch desde que nos levantamos por la mañana hasta la noche, con un marcador en la parte superior izquierda de la pantalla que muestra la hora y el nivel de batería que todavía conserva.

Todo comienza a las 7:30 de la mañana, suena la alarma del Apple Watch y toca ir a la ducha. Aunque bien es cierto que Apple no recomienda sumergirlo, parece que finalmente sí que podremos ducharnos con él. En la pantalla del Apple Watch podremos revisar el tiempo que va a hacer hoy, las tareas que tenemos pendientes para ese día e incluso podremos echar un vistazo rápido a nuestro Timeline en Twitter.

Toca ir a desayunar y a primera hora de la mañana recibimos un mensaje que nos pregunta si nos viene bien reunirnos a las 15:00. Nada más fácil que añadir ese evento a nuestro calendario con la ayuda de Siri desde el Apple Watch. De camino al trabajo, en el trayecto en metro es fácil contestar algunos mensajes e incluso recibir las pulsaciones de un compañero “para saber que sigue vivo”.

WSJAWatchDay2

El vídeo muestra también algunos inconvenientes del Apple Watch, como acertar en el icono de la aplicación que queremos abrir en una pantalla tan pequeña. También destaca lo excesivamente molestas que pueden llegar a ser las notificaciones si no configuramos adecuadamente las aplicaciones de las que queremos recibirlas.

Otro aspecto a destacar es lo sencillo que es distraerse de cualquier conversación aburrida simplemente echando un vistazo en nuestra muñeca al correo, las noticias, Twitter o Facebook. El Apple Watch puede que no sea un buen invento para favorecer las relaciones sociales.

Una de las características que más llaman la atención es, probablemente, poder contestar a cualquier llamada sin sacar el iPhone del bolsillo. No parece ser algo que usemos continuamente, pero en determinadas ocasiones puede ser muy práctico.

WSJAWatchFitness

Es ya por la tarde, fin de la jornada laboral y toca ir al gimnasio. Las capacidades de medición de la actividad física son sin duda uno de los puntos fuertes del Apple Watch. Haciendo uso también del sensor de ritmo cardiaco registrará al detalle toda nuestra actividad física, que quedará además registrada en nuestro iPhone para que podamos compararla con la de otros días.

El uso de Apple Pay con el Apple Watch parece ser otra de sus Killing Features, poder pagar simplemente acercando el reloj al punto de venta es incluso más cómodo que usar Apple Pay con el iPhone.

Se acaba el día, ha sido bastante intenso y la batería del Apple Watch está al mínimo, por lo que entra en el modo de ahorro de energía. Al llegar a casa solo tendremos que colocarlo sobre su cargador y lo tendremos de nuevo listo para el día siguiente.

Vía| WSJ

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *