25 septiembre 2015 Hardware, iOS

TouchID

Hoy es el día en el que por fin la nueva generación del iPhone 6s y del iPhone 6s Plus llegará a manos del usuario final y en el que seguramente empezaremos a conocer de primera mano las características reales de ambos modelos, para comprobar si cumplen con las expectativas y promesas que nos han llegado desde su presentación.

Y así parece ser en el caso del sensor Touch ID de los nuevos dispositivos, que suponen una mejora real respecto al de ya de por sí estupendo sensor de la generación precedente.

Los usuarios del iPhone 5s, el primer iPhone que equipó este sensor Touch ID, aseguraban que la velocidad de respuesta del mismo era realmente buena, pero parece ser que en los modelos que se acaban de estrenar es aún mejor, con una respuesta casi instantánea.

El reconocimiento de la huella dactilar es muchísimo más rápido que en el iPhone 6, pero es que también la sensación es que el comportamiento en general del botón Home es también más veloz en términos generales, dando la sensación de que no existe retraso entre su pulso y la respuesta generada.

Así pues, su uso frente al tradicional código o PIN en materia de seguridad también se vuelve más atractivo y sencillo en los nuevos iPhone 6s y iPhone 6s, lo que redundaría en una mejorada experiencia de usuario en el servicio Apple Pay y en su generalización como manera de realizar transacciones económicas.

La mejora del sensor Touch ID significa también que su uso podría extenderse sensiblemente en todo tipo de apps y servicios que requirieran de algún sistema de autenticación para acceder a los mismos y, por consiguiente en la progresiva estandarización del sistema.

Vía| Apple Insider

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *