21 abril 2015 Hardware, Industria

Apple-Watch-sensores-LED

Apple ha desvelado en un documento cómo mide el ritmo cardíaco el Apple Watch, llegando más allá de la obviedad de que usa los sensores de la parte trasera de la caja del reloj.

La tecnología que Apple utiliza en su reloj para realizar las mediciones se llama fotopletismografía.

Resulta que los sensores son en realidad LED de color verde que, junto con dos diodos, recopilan información. El color rojo de la sangre refleja la luz roja y retiene la luz verde. A partir de la circulación de la sangre y de la cantidad de luz verde retenida por los LED, se determina si cuando esa cantidad de luz verde procede de un latido. Así, mediante varias mediciones por minuto, se determinan los latidos por minuto, mientras la aplicación Salud recibe lo que van recopilando los LED. El sistema lee de esta forma cuando debe compensar lecturas erróneas mediante sensores infrarojos, que miden los latidos cada 10 minutos.

De ahí la necesidad de llevar bien ajustado el reloj sobre la piel y no más bien “suelto” y separado de la muñeca, para garantizar la máxima precisión en las mediciones, teniendo en cuenta que Apple ya advierte que de por sí no son totalmente fiables, sobretodo bajo ciertas circunstancias como por ejemplo, al practicar deportes en que en algún instante el reloj puede separarse de la piel debido al movimiento.

Condiciones climatológicas concretas, o fisonomías inusuales pueden evidentemente alterar las lecturas del ritmo cardíaco, a pesar de las numerosas pruebas y tests a los que Apple ha sometido usando más de 1000 prototipos para garantizar las mediciones en el máximo de condiciones posibles.

Vía | 9to5Mac
Más información | Apple

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *