4 enero 2016 Hardware

Tres Apple Watch

Sí, es verdad, con todas esas apps y las que están por venir todavía, el Apple Watch es capaz de hacer realmente muchas cosas y a veces, como ocurre con el iPhone, nos olvidamos de que básicamente se trata de un reloj. Y no uno cualquiera, si no uno muy preciso, además.

Así lo ha dejado bien claro Kevin Lynch, Vicepresidente del Departamento de Tecnología de Apple y uno de los máximos responsables del desarrollo y funcionamiento del wearable, que ha explicado a los medios lo extremadamente preciso que es el Apple Watch a la hora de medir el tiempo.

Lynch asegura que la medición del Apple Watch apenas se desvía un máximo de 50 milisegundos respecto de la hora mundial estándar, tan indefectible que si pusiéramos dos dispositivos uno al lado del otro, no notaríamos ninguna diferencia en la hora que mostrarían.

Este nivel de precisión se consigue porque el Apple Watch está sincronizado con quince servidores de Protocolo de Tiempo (Network Time Protocol o NTP) que Apple tiene diseminados alrededor de diferentes partes del mundo, en lugares con antenas GPS capaces de conectarse a satélites que obtienen la hora directamente del Observatorio Naval de los Estados Unidos, en Washington, D.C.

Unas instalaciones dotadas de un reloj atómico extremadamente preciso que mide el tiempo a través de las denominadas frecuencias de transición electrónica y que, a través de los servidores de Apple sincronizan la hora con todos los iPhone del mundo que, a su vez, hacen lo propio con el Apple Watch a través de su conexión Bluetooth.

Por supuesto, este método de sincronización conlleva retrasos y estos se corrigen por Software hasta lograr que ambos dispositivos muestren el tiempo con precisión Stratum One, que solo difiere por esos escasos 50 milisegundos de la hora global o Stratum Zero.

En el caso del Apple Watch, esta precisión es aún mayor que la del iPhone, ya que el reloj cuenta con un oscilador interno controlado por temperatura que, además de asegurarse de que el mecanismo funcione incluso en bajas condiciones climáticas, redunda en una mejor medición del tiempo y hace del smartwatch de la manzana uno de los relojes más precisos del mercado.

Vía | The Telegraph

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *