3 febrero 2015 Hardware

SolidEnergy

Durante los últimos años, ya no solo con el iPhone sino en el mercado de los dispositivos móviles en general, hemos visto importantes avances tecnológicos. Mejores pantallas con cada vez mayor resolución y calidad de imagen, mayores capacidades de almacenamiento, procesadores cada vez más potentes o sensores de imagen y ópticas mejoradas que nos permiten, a día de hoy, realizar fotos con una calidad antes reservada exclusivamente a las cámaras fotográficas.

Prácticamente todos los componentes que integran cualquier smartphone han experimentado mejoras drásticas durante los últimos años, salvo uno: la batería.

Y sí, es cierto que en muchos smartphones la autonomía se ha visto mejorada, pero únicamente ha sido consecuencia de integrar una batería de mayor tamaño aprovechando la tendencia actual de que los smartphones sean también más grandes, y por tanto haya más espacio disponible para una batería más grande.

Este estancamiento y falta de innovación respecto a la tecnología empleada en la fabricación de baterías para dispositivos móviles podría, finalmente, cambiar gracias a una compañía llamada SolidEnergy.

Nacida en el MIT hace poco más de 2 años, esta compañía ha logrado fabricar una batería que es capaz de almacenar más energía que la batería del iPhone 6 pero reduciendo su tamaño a la mitad. O lo que es lo mismo, empleando la tecnología de SolidEnergy en la fabricación de una batería del mismo tamaño que la que integra el iPhone 6 actualmente tendríamos más del doble de la autonomía.

Esto, para que nos hagamos una idea, significa que si la batería de tu iPhone 6 te dura algo más de un día, con esta nueva tecnología podría llegar a durarte unos 3 días. Por no hablar del Apple Watch, que a falta de poder probarlo cuando finalmente llegue al mercado, todo parece indicar que su mayor debilidad será precisamente esa: La duración de la batería.

Actualmente se esta hablando de que tendremos que cargar el Apple Watch a diario por las noches, e incluso es posible que algún día nos quedemos sin batería antes de que acabe el día. La implementación de una batería con esta tecnología nos garantizaría un par de días de autonomía, algo más que suficiente para no pasar ningún apuro por muy complicado que pueda ser cualquier día trabajo o diversión.

Aunque no vamos a entrar en profundidad sobre cómo logra SolidEnergy estos extraordinarios resultados, parece que el truco está en cambiar el grafito del electrodo de las actuales baterías de ion-litio por una delgada lámina de litio, lo que consigue almacenar un mayor número de iones de litio.

No obstante, la fabricación de estas baterías no debe ser tarea fácil. Otras compañías ya lo han intentado obteniendo resultados insatisfactorios con problemas importantes, como la extremadamente corta vida de la batería con un muy limitado ciclo de cargas, o lo que es peor, una cierta tendencia a arder en llamas.

Aunque SolidEnergy parece que ha sido capaz de dar con la solución a estos problemas con su propia tecnología, evitando el riesgo de incendios y logrando que con hasta 300 ciclos de carga la batería aún retenga un 80 por ciento de su capacidad, la fabricación de este tipo de baterías a gran escala no es tarea fácil. Es por este motivo que, desgraciadamente, no debemos esperar que nuestro próximo iPhone cuente ya con una de estas baterías, y aún tendremos que esperar algunos años. Esperemos que no sean muchos.

Vía| CultofAndroid

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *