13 diciembre 2015 Opinión

Steve Jobs Banksy

Sin duda, Steve Jobs y el artista del arte en las calles Banksy son dos iconos de la cultura actual, representando dos maneras de concebir el mundo en el que les tocó vivir y con una incontestable influencia para muchos.

Por eso resulta curioso verlos unidos de alguna manera en el último mural que Banksy ha realizado en La Jungla, un campamento para refugiados en la ciudad francesa de Calais, paso costero para muchos refugiados en Europa y a los que dicho mural, al que corresponde la imagen que encabeza esta noticia, hace referencia.

Un mural que nos muestra a un Steve Jobs embutido en ese jersey y esos vaqueros a los que asociamos ya automáticamente su imagen, después de tantas Keynotes, llevando un escueto equipaje en un macuto a su espalda, pero cargando con un Macintosh original en la otra mano, como si fuera un refugiado más.

Uno de tantos que esperan precisamente en ese campamento de Calais, esperando poder cruzar el Canal de la Mancha rumbo al Reino Unido, escapando en su gran mayoría de los horrores del conflicto bélico de Siria.

Y es que el propio Jobs tenía orígenes sirios, ya que su padre biológico, Abdulfattah Jandali, fue él mismo un emigrante originario de ese país que llegó a los Estados Unidos desde su ciudad natal de Homs, en busca de un futuro mejor.

Steve nació de su unión, ya en suelo estadounidense, con Joanne Schieble, cuya familia impidió que terminase casándose con Jandali por su condición de musulman, terminando por dar al pequeño Steve en adopción a los Jobs.

Un posicionamiento necesario para apoyar a los emigrantes en unos tiempos complicados donde todo musulman parece, sobre todo en los EE.UU, gracias a personajes como Donald Trump, un terrorista en potencia.

Vía | Banksy.co.uk

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *