16 noviembre 2015 Hardware, iOS

Empleados Foxconn

Las ventas tanto del iPhone 6s como del iPhone 6s Plus, pese al detrimento en general del mercado, han sido de auténtico record, con esos trece millones de dispositivos vendidos tan solo en el primer fin de semana en la que la nueva generación del smartphone de Apple estuvo por fin a la venta.

Los beneficios de este éxito no solo afectan a la propia Apple, si no que también suponen una inyección de dividendos para el resto de las compañías involucradas en la fabricación de sus productos como es el caso de uno de sus principales proveedores, Foxconn, que ha presentado unas ganancias por encima de lo esperado en su tercer cuarto fiscal, gracias sobre todo a las ventas de los nuevos iPhone.

En concreto, la empresa ha obtenido unos beneficios que superan el 11% respecto a los obtenidos en el ejercicio anterior equivalente, con unas ganancias de 37.900 millones de Nuevos Dólares Taiwaneses (1.084 millones de Euros, aproximadamente, al cambio), muy por encima de las expectativas más halagüeñas, que rondarían los 34.800 millones de Nuevos Dólares Taiwaneses.

El ser uno de los principales proveedores y socios de una compañía tan potente como es Apple y ser además el responsable de la mayoría de los iPhones que se venden en el mundo, redunda en situaciones como esta y aún se hace más evidente a la hora de compararlo con los rivales, como LG Electronics o HTC, que registran una bajada de beneficios que afectó incluso a la china Xiaomi que, de ser una de las grandes apuestas para los analistas, ha pasado a registrar pérdidas por primera vez en su historia.

Y los beneficios podrían ser aún mayores sí, como ya se rumorea en el sector, Foxconn acaba por adquirir las factorías de Sharp LCD, otra de las participantes en el desarrollo del iPhone, en este caso de sus pantallas.

Vía | The Wall Street Journal

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *