14 enero 2016 Industria

Nest

Muchos de vosotros seguramente ya habréis comenzado a comprar algunos dispositivos inteligentes para vuestras casas con la intención de, poco a poco, ir aprovechando todas las ventajas que nos ofrecen. El concepto Smart Home se ha popularizado notablemente durante los últimos años por las grandes empresas de la tecnología como Apple, Google o Samsung.

Aunque lo cierto es que estos dispositivos inteligentes para el hogar suponen un gran paso adelante y nos facilitan mucho la vida en el día a día, también tienen sus desventajas, que nunca serán publicitadas por las grandes compañías de la misma manera que ocurre con sus ventajas, y que únicamente descubriremos por la dura realidad de la vida.

Esto es lo que les ha ocurrido a un buen número de usuarios del Termostato Nest de Google -bueno, Alphabet para ser exactos-. Justo ahora que en buena parte de Estados Unidos están soportando un temporal invernal con temperaturas en muchos casos bajo cero, un bug en la última actualización para el termostato Nest ha dejado a muchos de estos usuarios tiritando y sin calefacción.

Así lo cuenta Nick Bilton, columnista tecnológico del New York Times, que durante la pasada noche alertado por los lloros de su hija pequeña, comprobó personalmente como el termostato Nest de su casa había dejado de funcionar en mitad de la noche. Este bug se encuentra en la última actualización de software para el termostato, disponible desde diciembre, y lo curioso es que ha resultado inadvertido durante 2 semanas hasta esta pasada noche.

El bug provoca que se gaste por completo la batería del termostato y como consecuencia la calefacción se apaga. Pero lo peor no es eso, ya que para solucionar este problema y que el termostato vuelva a funcionar es necesario un procedimiento un tanto engorroso de nueve pasos que incluye desinstalarlo de la pared, cargar su batería mediante un cable USB, volver a instalarlo y dejar que la batería se termine de cargar durante al menos otra hora… todo ello pasando bastante frío en casa, claro.

Aunque, por el momento, no se conocen incidencias similares con termostatos compatibles con HomeKit, nunca está mal reflexionar sobre las posibles consecuencias de dejarlo todo en manos de la tecnología, ¿no os parece?

Vía| NYT

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *