4 diciembre 2017 Hardware

TomBattery

El iPhone 8, iPhone 8 Plus y el iPhone X ofrecen por vez primera carga rápida, una característica que ya ofrecen algunos smartphones Android de gama alta desde hace tiempo. Apple nos tiene acostumbrados en muchas ocasiones a no ser la primera compañía en lanzar una tecnología concreta, dejando que la competencia tome la delantera. Sin embargo, cuando finalmente se decide a adoptarla lo hace a su manera, revolucionando por completo el mercado.

Este no parece que vaya a ser el caso con la carga rápida, al menos por el momento, según un análisis publicado en Tom´s Guide donde se compara la carga rápida del iPhone X, iPhone 8 y iPhone 8 Plus con la de los principales flagships Android del mercado.

El primer punto a favor para la competencia del iPhone X y sus hermanos es que todos ellos incluyen el cargador rápido de serie. Esto no ocurre, como seguramente ya sabréis, en el caso de cualquiera de los nuevos iPhone, ya que todos ellos vienen con el cargador convencional de 5W de toda la vida. Cualquier usuario de iPhone que quiera aprovechar las ventajas que ofrece la carga rápida tiene que comprar, aparte, el adaptador de corriente USB-C de 29W así como también el cable USB-C a Lightning. Todo esto le costará unos 80 euros adicionales aproximadamente.

Superado este primer escollo, el análisis realizado por Tom´s Guide muestra el porcentaje de batería disponible en todos los dispositivos al cargar la batería con sus correspondientes cargadores rápidos durante 30 y 60 minutos. Todos los smartphones estaban encendidos pero con la pantalla apagada mientras cargaban.

Tras 30 minutos

Los resultados obtenidos tras la primera media hora dejan al OnePlus 5T como líder indiscutible con un 59 por ciento de batería cargada. El One Plus 5T es el único smartphone Android que no emplea la tecnología QuickCharge de Qualcomm sino una tecnología propietaria denominada Dash Charge. Esta tecnología emplea un amperaje mayor que QuickCharge, así como una circuitería especial en el cargador que gestiona el calentamiento.

En segunda posición de este análisis aparece el LG V30, capaz de cargar el 53 por ciento de la batería en esos mismos 30 minutos. El iPhone X se sitúa en tercera posición, junto a sus hermanos a continuación. El iPhone X con un 50 por ciento de batería cargada, mientras que el iPhone 8 y 8 Plus muestran un 49 y 47 por ciento de batería respectivamente.

Como era de esperar, si en vez de emplear el cargador rápido que se vende aparte, se usa el cargador de serie, los nuevos iPhone ocupan las últimas posiciones. El iPhone X es capaz de cargar solo un 17 por ciento de la batería en 30 minutos, mientras que el iPhone 8 y 8 Plus cargan un 30 y 26 por ciento respectivamente.

En una hora

Tras 60 minutos de carga empleando los cargadores rápidos, el OnePlus 5T vuelve a marcar diferencias con un impresionante 93 por ciento de batería. El LG V30 conserva su segunda plaza con un 86 por ciento de batería, mientras que los nuevos iPhone se sitúan a continuación. El iPhone X muestra un 81 por ciento de batería, el iPhone 8 un 80 por ciento y el iPhone 8 Plus un 79 por ciento.

En definitiva, que en esta ocasión no podemos decir que Apple ha llegado algo más tarde pero dando un golpe encima de la mesa, como ha ocurrido en otras ocasiones. Y encima si quieres disfrutar de la carga rápida, el cargador tienes que comprarlo aparte. Un punto claramente a mejorar con la próxima generación del iPhone.

Vía| Tom´s Guide

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *