22 mayo 2013 Hardware

Si hay algo seguro en la autonomía de la mayoría de actuales gadgets es la poca duración de sus baterías. Ni siquiera los dispositivos portátiles de la manzana se libra de al menos una carga diaria, y es que hasta no veamos las tan esperadas baterías de hidrógeno parece ser que seguiremos igual.

Precisamente hoy vengo a contaros acerca de un accesorio, compatible con la mayoría de nuestros gadgets, que permite cargarlos mientras hacemos deporte, en concreto ciclismo. Nuestra bicicleta se convierte en un generador de corriente eléctrica que aprovecha la energía producida a partir del movimiento de los pedales. Así, convierte dicha energía en energía eléctrica quedando almacenada en una batería situada en la rueda trasera.

La batería puede ser extraída, es decir, no necesariamente hay que estar montado en la bicicleta para cargar nuestro dispositivo. En total, este aparato nos ofrece dos formas de carga: una en la que aprovechamos tanto para cargar el cargador (valga la redundancia) a la vez que nuestro dispositivo y otra en la que, estando parados, cargamos nuestro dispositivo a partir de la energía almacenada anteriormente en el cargador.

La velocidad de carga es la misma que la de salida de un USB 2.0, lo que significa que el dispositivo aprovechará plenamente la carga de la misma forma que cuando lo hacemos con nuestro sobremesa (por ejemplo) y no tendremos problemas en cuanto a deterioro de la batería se refiere.

Para hacerte con este maravilloso gadget tendrás que esperar que comience la producción del mismo. Por ahora, la página que lo vende está recaudando fondos para conseguirlo, mediante donaciones por adelantado de los futuros consumidores de este accesorio y cualquier persona en general. Puedes ayudar a que este proyecto se convierta en realidad pinchando aquí.

Vía | Geeky Gadgets

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *